La Agencia de Viajes en Línea Hotels.com realizó un estudio para conocer el comportamiento de los viajeros usando su Smartphone. La base fue une encuesta aplicada en 31 países y entrevistas a nueve mil doscientas personas. El objetivo era medir qué impacto tiene utilizar un teléfono inteligente en sus decisiones de viaje. Para ellos, elegir entre llevar celular o novio de viaje no es nada difícil.

Lo que reveló el estudio

Primero, el 43% de la gente ha reservado un hotel desde un smartphone. Asimismo, en promedio una persona realiza 3 viajes al año y pasa 11 noches en un hotel. Además, los 5 accesorios favoritos durante el viaje son: teléfono móvil 81%, acompañante (novio, amigo, familiar) 53%, cámara fotográfica 32%, laptop/tablet 28%, audífonos 14%.

Las situaciones en las que se reserva en un hotel vía teléfono móvil son: en cama con la pareja 27%, en horario de trabajo 14%, sentado en el baño 11%, en el transporte público 10% y enfrente del propio hotel 9%.

Si ponemos atención a esos resultados, encontraremos un pequeño conflicto entre tendencias; pues si bien los viajeros prefieren llevar un celular que a su pareja, las reservaciones las hacen mientras están con ellos. Las malas cabezas pensarían que dichos viajes son para descansar de sus relaciones de pareja; pero nosotros sólo nos dedicamos a mostrar resultados.

¿Algo cambia al usar el celular en el viaje?

Por cierto, las cosas que hacen con sus teléfonos durante el viaje son: comparar ofertas 53%, usar mapas 51%, ver el clima 46%, tomar fotos 45%, redes sociales 44%. Las aplicaciones más populares al viajar son: redes sociales 66%, mensajería instantánea 50%, mapas 43%, de viajes 39%, entretenimiento y música 32%.

Respecto a las cosas hechas de manera espontánea durante el viaje, el 45% de los encuestados aseguró que el teléfono móvil los vuelve más ocurrentes.

 

Aunque el teléfono se ha vuelto un complemento indispensable en nuestra vida diaria; ¿quién preferiría llevarlo en lugar de su pareja? Porque caminar de la mano por una ciudad nueva es algo que nunca se olvida. Pero sin el celular encontraríamos muchas dificultades. Sin embargo, entre dos es más fácil resolverlas. Y si llevamos el smartphone seríamos más que dos, pues contactaríamos a cualquiera de nuestros amigos… ¡vaya! La decisión se ha complicado un poco. Viajar solo no suena tan mal. ¿Qué eliges tú: celular o novio?