En el estado de Chihuahua, a lo largo de las Barrancas del Cobre, se encuentra un atractivo turístico muy inusual. Se trata del Ferrocarril Chihuahua-Pacífico, mejor conocido por su apodo: El Chepe, el único tren de pasajeros en todo México. A continuación te platicamos un poco más acerca de esta maravilla ferroviaria y de qué puedes esperar en su trayecto.

¿Cómo inició El Chepe?

El Chepe

El Chepe une a la capital de Chihuahua con la ciudad Los Mochis, Sinaloa, recorriendo un total de 673 kilómetros. Al hacer su destino hacia la costa del océano Pacífico, atraviesa las afamadas Barrancas del Cobre, una maravilla natural mexicana. El tren pasa además por varias estaciones y municipios tanto chihuahuenses como sinaloenses hasta llegar al costero puerto de Topolobampo.

El Chepe

La historia de este tren de pasajeros se remonta a 1880, cuando el presidente Manuel González da a Albert Kinsey Owen una concesión para una construcción ferroviaria. Sin embargo, la accidentada geografía de la Sierra Tarahumara fue retrasando este proyecto. No fue hasta 1961, con la construcción del tramo entre Creel y San Pedro, que El Chepe nació ya oficialmente.

¿Por dónde se dirige?

Resultado de imagen para el chepe

El tramo de tren El Chepe fue propiedad del gobierno federal hasta 1998, cuando el consorcio Ferromex toma su control. Y si bien también circulan por aquí trenes de carga para granos y minerales, su gran negocio es el turismo. Usualmente circulan dos trenes de manera diaria, cada uno con coches de clases económica y otros más de clase especial.

El Chepe

Como se mencionó, el recorrido del tren comienza en Chihuahua capital y de ahí continua su camino hasta Cuauhtémoc, Chihuahua. Después siguen los municipios de San Juanito, Creel, Divisadero, Posada Barracas, Bahuichivo y Témoris, llegando a los límites del estado. De ahí sigue el municipio de Los Fuertes, Sinaloa, hasta llegar al puerto ya mencionado en el municipio Los Mochis.