Chiapa de Corzo, joya chiapaneca

El estado de Chiapas es una joya turística por varias razones: su gente, lugares, naturaleza y sus Pueblos Mágicos. Y entre estos últimos destaca uno sobre los demás debido a un estilo que no hay en ningún otro lado. Nos referimos al hermoso Chiapa de Corzo, del cual pasaremos a platicarte un poco más para que lo conozcas mejor.

La arquitectura de Chiapa de Corzo

Chiapa de Corzo se encuentra a sólo 14 kilómetros de distancia de la capital del estado de Chiapas: Tuxtla Gutiérrez. Una de las razones por la cual este lugar tiene renombre es debido a su cercanía con Cañón del Sumidero. A tal punto de que se considera a este Pueblo Mágico como el punto de ingreso a este atractivo natural.

Chiapa de Corzo se encuentra a 14 kilómetros de Tuxtla Gutiérrez.
Foto: sinembargo.mx

Uno de los monumentos más famosos de Chiapa de Corzo es la Fuente Colonial, siendo mejor conocida como La Pila. Ésta se ubica en su parque central y es una estructura mudéjar construida con ladrillo, que tiene forma de diamante. La estructura se atribuye al fraile dominico de origen andaluz Rodrigo de León y es representativa del llamado arte hispanoárabe.

¿Qué más hacer?

Otra estructura de Chiapa de Corzo que resalta es el Templo de Santo Domingo, junto a su edificio conventual anexo. Es popularmente conocido como Iglesia Grande y fue construido a mediados del siglo XVI, específicamente a partir del año 1554. Su edificación se atribuye al fraile de origen portugués Pedro de Barrientos y es un edificio de estilo mudéjar renacentista.

Zona arqueológica de Chiapa de Corzo.
Foto: cultura.gob.mx

Finalmente, aquí también se encuentra la zona arqueológica de Chiapa de Corzo, cuyo verdadero nombre es Napiniacá, o Pueblo grande en chiapaneco, una lengua ya extinta. Se remonta a los tiempos de la cultura olmeca y posee una gran importancia. Dentro de una de sus pirámides se descubrió una tumba de dignatario, siendo tal vez la más antigua en Mesoamérica.

Foto de portada:

Continúa leyendo: Amealco de Bonfil, cuna de la muñeca de trapo