En el mundo existen potencias cafeticultoras que predominan el mercado de los granos a nivel internacional. Figuran nombres como Colombia, Costa Rica, Brasil, Etiopía, Vietnam e Indonesia y –por supuesto– México no podría quedar atrás, pues posee dos regiones que se destacan por el cultivo de esta cereza: Chiapas y Veracruz, lugares en el que incluso se ha obtenido la tan anhelada Denominación de Origen.

Y aunque en muchos otros sitios de la República Mexicana se siembra y cosecha el grano de café, tales como Puebla, Tabasco o Campeche, por todos es bien sabido que son los húmedos suelos jarochos y chiapanecos los que otorgan la mejor mezcla, que incluso se cotiza fuera del país.

Cafetales_chiapas

Por su parte, el café que se produce en el estado de Chiapas y que cuenta con la denominación de origen correspondiente, debe haberse cultivado en alguno de los municipios que conforman las doce regiones, mismas que son las siguientes: Ocozocoautla, San Cristóbal de las Casas, Copainalá, Comitán, Ángel Albino Corzo, Pichucalco, Bochil, Palenque, Ocosingo, Yajalón, Motozintla y Tapachula.

Los suelos volcánicos, la humedad del ambiente, la altitud –en la cual deben permanecer los cultivos alcanzando los 800 metros sobre el nivel del mar– y la temperatura cálida, otorgan al café Chiapas acidez, intensidad y cuerpo. Asimismo, se dice que este café posee un sabor que lo hace más frutal de otros granos.

granos_cafe_veracruz

Por su parte, el café Veracruz se cultiva a más de mil metros sobre el nivel del mar en los bosques húmedos de la entidad. De acuerdo con los expertos, este café mantiene características más amaderadas y a nivel nacional es el segundo más producido en México, siendo el de Chiapas el más producido.

Lo cierto es que ambos productos poseen características únicas que los hacen únicos en su tipo. Asimismo, además de todas las cualidades que les otorga la geografía misma, mucho tiene que ver la recolección. Cada productor debe asegurarse de que se realice con extremo cuidado la extracción de la semilla de cada cereza de café, para que el sabor no se vea afectado.

CAFE-TAZA_mexico

Existen cosechas que llegan a cotizarse hasta en más de mil quinientos pesos por kilo, mismas que se exportan a países como Alemania, Francia, Japón y hasta la región árabe. Por tanto, cada grano que se produce en nuestro país es digno de servirse en nuestras mesas una y otra vez, así que la siguiente vez que te preguntes cuál es el café que debes probar, mientras sea mexicano, puedes estar seguro de que será deliciosos.