Chihuahua y Coahuila, refugios del bisonte americano

Escuchar sobre un bisonte americano es para la mayoría de los mexicanos, una estampa de la tranquila y radiante pradera estadounidense. Y de verdad lo es, ya que este enorme mamífero se ha constituido como un símbolo de la vida salvaje en el país norteamericano. Sin embargo, y lo que muchos desconocen, es que este magnifico animal era parte de México hasta su lamentable extinción hace décadas. Sin embargo, y gracias a diversos grupos de protección silvestre, su imponente presencia ha vuelto a los estados de Chihuahua y Coahuila, y por consiguiente, a la naturaleza nacional.

Gigante del continente

Conocido también como búfalo, el bisonte americano es el mamífero terrestre más grande del continente americano. Cuenta con una altura de tres a cuatro metros y puede llegar a pesar entre 200 y 900 kilogramos. Como la mayoría de animales, este animal cumple una tarea en la conservación del ambiente, ya que al alimentarse de pastizales, evita que los incendios se propaguen. De igual manera, reducen la erosión de la tierra gracias a sus poderosas pisadas que airean el suelo.

bisonte americano caminando por el campo
Foto: ranchomagico.com

Hace más de un siglo, el bisonte americano formaba parte de norte de México. Estados como Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Durango, eran parte de su territorio y vida diaria. Sin embargo, debido a la reducción de sus pastizales y la caza excesiva, provocaron su desaparición y desplazamiento hacia el norte.

vista de maderas del carmen
Foto: wildami.org

Fue hasta 2014, que con ayuda de organizaciones como la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), que el bisonte fue reincorporado a la Reserva de la Biosfera de Janos, en Chihuahua. Cerca de 19 bisontes puros, se adaptaron al ecosistema chihuahuense, logrando reproducirse hasta lograr hoy en día, más de 200 especímenes.

bisontes caminando en chihuahua

Gracias a las buenas señales de adaptación, se decidió en abril de este año, introducir una segunda manada a las Áreas de Protección y Fauna Maderas del Carmen y Ocampo, en Coahuila. Dentro de esta región, de más de 140 mil hectáreas, y la ubicada en Chihuahua, los bisontes se encuentran constantemente vigilados y protegidos ante los cazadores y otros agentes de peligro.

Estos casos de éxito sobre el bisonte americano son solo el inicio de una mayor expansión en territorio nacional. Se prevé que en los siguientes tres años, se trasladen hasta 60 bisontes más al norte de México, y con ello, restaurar el ecosistema de pastizales de la región.

Foto de portada: Susanne von Schroeder

Continuar leyendo: Animales fantásticos y en qué parte de México encontrarlos