Chinampas, orgullo y patrimonio agrícola mundial

Sobre los escasos lagos que sobreviven en las zonas de Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta, en la CDMX, un grupo de pequeños pedazos de tierra flotan armoniosamente y sin un destino en específico. Y aunque a simple vista puedan parecer solo un atractivo más de la región, pocos podrían imaginar que alguna vez fueron el pilar alimenticio que sostuvo al imperio Mexica. Son la prueba viviente del glorioso pasado nacional y la clave para el sustento de los sistemas agrícolas frente al cambio climático: chinampas.

Una técnica mexica que podría salvar al mundo  

Con más de 500 años de existencia, las chinampas han sido uno de los pocos registros existentes del rico pasado prehispánico de México. Su concepción y ejecución sorprendieron incluso a los españoles tras su llegada a nuestro país. Y es que además de maravillar a todo ser viviente por su hermosa imagen, este sistema agrícola comprobó la eficacia del ingenio azteca frente a las adversidades geográficas.  

aspecto de las chinampas hace años
Foto: wikipedia.com

En su concepto más básico, las chinampas eran balsas rellenas de tierra y cultivadas. Su ingeniosidad radicaba en permitir el cultivo de semillas, plantas, frutas y verduras en zonas inundadas. Para ello, se construyeron largos canales y sistemas de chinampas con el fin de proveer alimento a toda la población del antiguo imperio.

chinampas de la CDMX
Foto: noticieros.televisa.com

A excepción de otros grandes logros de la ingeniería azteca, el sistema chinampero sobrevivió al mayor enemigo de la historia: el tiempo. Sin embargo, los pocos sistemas chinamperos que aún sobreviven al sur de la CDMX, se han convertido más en un tema turístico que en una técnica que podría revolucionar el sistema agrícola actual.

Reconocidas internacionalmente

Actualmente, y debido a las amenazas del cambio climático, el sistema chinampero ha tomado mayor relevancia y se vislumbra como la clave para el futuro agrícola. Esto gracias en gran parte al reconocimiento de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura).

personas trabajando en las chinampas de la CDMX
Foto: mxcity.com

La ingeniosidad del sistema fue reconocido con el certificado SIPAM (Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial). Esta mención premia a los proyectos que contribuyen a la seguridad alimentaria y a la lucha por erradicar el hambre de manera sustentable.

chinampas de la CDMX
Foto: 2000agro.com

Con estos reconocimientos, las chinampas se vislumbran como la base para una renovación de los sistemas agrícolas frente al cambio climático. De igual manera, se buscará que contribuyan a la conservación de la biodiversidad y al cultivo en zonas de desastre. De esta manera, el sistema chinampero se convierte en el primero en América del Norte en obtener este premio. Un trabajo que representa lo mejor del ingenio mexicano y su uso como sustento mundial.

Foto de portada: Erdenebileg Bat-Erdene

Continuar leyendo: Jardín Botánico de Chapultepec, oasis en CDMX