México es un país con un territorio enorme y, por lo tanto, con distintos niveles socioeconómicos que ocasionen que en algunas partes sea más accesible vivir, mientras que en otras el costo de vida aumente dramáticamente. Es por eso que exploraremos las cinco ciudades más caras del país, de acuerdo con un reporte elaborado por la empresa consultora de recursos humanos, Mercer.

Según el reporte ya mencionado, el cual tomó como base el ranking anual de Costo de Vida Nacional que abarcó los años 2014-2015, se tomaron en cuenta variantes como rubros de vivienda y gastos relacionados, así como alimentos, educación y transportes para formar un listado de las metrópolis mexicanas, con el primer lugar siendo la más cara para vivir en todo el país y el último la más barata.

Cabo San Lucas, una de las ciudades más caras de México

Tomando en cuenta los factores mencionados, se determinó que Los Cabos en el estado de Baja California Sur es la primera de las cinco ciudades más caras para vivir debido a los gastos de vivienda y otros relacionados, particularmente si se toma en cuenta que en el ranking pasado, esta urbe tuvo un crecimiento mayor en precios que Ciudad de México.

Después de Los Cabos viene uno de los destinos turísticos más importantes a nivel internacional: Cancún, Quintana Roo, seguido por la Sultana del Norte: Monterrey, en el estado de Nuevo León. En cuarto lugar viene la capital del país, quedando en quinto lugar la ciudad de Cuernavaca, en el estado de Morelos.

En comparación, existen cinco locaciones cuyos precios son muchísimo más accesibles, al punto que se consideran el polo opuesto de este listado: las cinco ciudades más baratas para vivir en México, las cuales son las siguientes: Tlaxcala, capital del estado homónimo; Zacatecas, capital del estado del mismo nombre; Tepic, Nayarit; Guanajuato, en el estado con la misma nomenclatura y, finalmente, Tuxtla Gutiérrez en Chiapas.