A pesar de su exótico nombre, la cocina fusión es un estilo de la gastronomía que es más común de lo que crees. En términos literales, se trata de la mezcla de condimentos o ingredientes representativos de dos zonas geográficas diferentes, englobando los diversos modos y técnicas de preparación.

Cocina fusión

El origen de la cocina fusión data a mediados de los años 70 en Estados Unidos, debido a la gran cantidad de inmigrantes de prácticamente todo el mundo que buscaban el sueño americano. La combinación de su propia cultura con la gastronomía estadounidense fue la causante de crear platillos innovadores y que a lo largo de los años se fueron convirtiendo en una nueva tendencia que pronto se esparciría por todo el mundo.

Actualmente todas las gastronomías cuentan con un toque de fusión ya que se procura amoldar platillos extranjeros al paladar local, creando combinaciones que solo se dan en un país en específico dependiendo su cultura gastronómica. Por ello, no es muy raro encontrar en nuestro país sushi con arrachera, arroz frito o pizzas con frijoles y chorizo.

Cocina fusión

 

Otro de los factores que generan una fusión gastronómica son las fronteras entre países, ya que los habitantes se encuentran en una línea tan delgada entre sus costumbres y las del país vecino, que llegan a crear combinaciones que determinan un estilo de cocina, como la Tex Mex; fusión entre platillos mexicanos preparados al estilo estadounidense.

Cocina Fusión

Las opciones pueden ser infinitas para crear una cocina fusión, siempre y cuando se respete las técnicas y modos de preparación de ambos países para crear platillos novedosos. Por ello, este estilo gastronómico es una nueva alternativa por la que están optando nuevos restauranteros que buscan la innovación y unión de dos culturas en sus propuestas culinarias.