En el estado de Tabasco se encuentra uno de los sitios arqueológicos más famosos tanto de México como del mundo. Se trata de La Venta, en el municipio de Huimanguillo, una de las primeras ciudades establecidas en el México prehispánico. A continuación te platicamos más acerca de este milenario sitio para que lo conozcas y descubras todo lo que esconde.

¿Por qué se llama La Venta?

La Venta

Se desconoce cuál era el nombre antiguo de La Venta, por lo que sólo es conocido con su nombre actual. Esta denominación proviene del hecho de que a finales del siglo XIX, esta localidad se especializaba en vender distintas maderas. Por esta razón, los pobladores y aledaños comenzaron a referirse a esta zona arqueológica como La Venta, manteniéndose hasta hoy.

La Venta

Una de las razones por las cuales este sitio es tan importante para los historiadores es debido a sus pobladores. Se cree que éste fue el centro ceremonial más importante de los olmecas, floreciendo entre 1000 a.C. y 400 a.C. Posee una pirámide de arcilla de 34 metros de altura y 128 de diámetro, considerada la más antigua de Mesoamérica.

Antigua ciudad olmeca

cabezas monumentales olmecas en La Venta

Otra de las razones por la fama de La Venta es que fue la primera ciudad prehispánica con un trazo arquitectónico planificado. A lo largo de su arquitectura monumental de tierra se han encontrado ofrendas de jade y muchas esculturas. Sin embargo, el monumento que más impacta son sus cabezas colosales, pues estas gigantes cabezas olmecas han obtenido fama mundial.

Las cabezas monumentales no son el único atractivo de La Venta, pues también hay altares y mosaicos del dios jaguar. En fin, son muchas razones por las cuales uno debe venir a visitar este sitio arqueológico tan importante de Tabasco. Ya sea por su pirámide, sus cabezas, sus altares, sus ofrendas o sus murales, esta es una de las maravillas mexicanas donde hay algo para dejarte impactado.