Todo el país cuenta con un universo de ecosistemas que se pueden disfrutar sin importar el cambio de estación. Sin embargo, en el centro de México existe uno boscoso que asombra a quienes buscan turismo de naturaleza. Ejemplo de ello, es el Bosque Otomí-Mexica, conocido por sus espectaculares vistas y zonas que te ayudan a relajarte. Este forma parte de los pulmones verdes más importantes del centro y de México en general,que dan un oxígeno a la mancha urbana del Estado de México y CDMX. Además, este sitio ha sido el hogar en tiempos prehispánicos de indígenas de las zona.

Bosque Otomí-Mexica

Dicha zona boscosa cuenta con 2,800 hectáreas, en la que se ubican cuencas y santuarios de agua que fluye del río Lerma. Además, es la ruta de peregrinación tradicional indígena, la cual llega hasta el Cerro de la Campana. De hecho, el Cerro de la Campana es considerado el sitio donde comenzó la vida según la cosmovisión indígena.

El Bosque Otomí- Mexica, tiene mucho que ofrecer para las personas que desean visitar este magnífico lugar, aquí te recomendamos las obligadas.

Centro de Ceremonias

A faldas del Cerro Las Navajas se encuentran sus instalaciones, las cuales se construyeron en 1980. A pesar de ser relativamente nueva, evoca a la estética Otomí. Los detalles sobre esta edificación es una influencia de simbología y numerológica de esta cultura. Pues se edificó para que los indígenas de la zona realizarán sus ceremonias. Sin embargo, con los años el Bosque Otomoí- Mexica, se utilizó como un espacio para acampar, caminar y comer.

Un pretexto más para conocer

Al pasar por el Bosque Otomí- Mexica, es obligatorio visitar el Pueblo Mágico de Villa del Carbón. Dicho sitio existe desde principios del siglo XVIII y fue durante muchos años una potencia en la extracción de carbón. Debido a esto, aquí encontrarás un lugar con tintes coloniales y rodeada de una hermosa vegetación.

En este sitio las actividades acuáticas también se hacen presentes, debido a que aquí se ubican dos grandes presas. Por un lado, se encuentra la presa de El Llano en el que se puede pasear en Kayak, pescar truchas, lanzarse en tirolesa e incluso nadar. Por otro lado, se encuentra la Molinitos, perfecta para practicar senderismo, ciclismo y ciclismo de montaña.

Recorre México en un clic: Parque Nacional Xochitla: belleza natural y divertida