Ubicado en el municipio de Zamora de Hidalgo en Michoacán esta edificación parece extraída de algún otro lugar en el mundo. Las torres del Santuario Guadalupano de Zamora son consideradas las más altas de México con una altura de 107.5 metros. Asimismo, su estilo neogótico nos recuerda joyas arquitectónicas similares a Notre Dame.

santuario guadalupano

Construyendo un titán

La construcción del Santuario Guadalupano inició en 1898, pero estuvo abandonada un gran número de años debido a la Revolución Mexicana. Como consecuencia, los oriundos del lugar comenzaron llevarse la cantera destinada para la obra y se le apodó “La inconclusa de Michoacán”. Fue hasta 1990 cuando se retomaron los trabajos de construcción para culminar con esta imponente edificación. Por otra parte, el Santuario Guadalupano es considerado como uno de los 15 recintos religiosos más grandes del mundo en cuanto a la superficie se refiere. Además, es la cuarta iglesia más alta de Latinoamérica, debajo de la Catedral de Maringá en Brasil. En total mide 95 m de largo, 57 de ancho y 107,5 m de alto.

Marcas que pasarían a la historia

Las huellas de un muro de castigo utilizado durante la época revolucionaria aún son visibles. Cientos de personas posiblemente murieron en una de las paredes de piedra junto al ábside. Zamora de hidalgo

Acerca de Zamora de Hidalgo

Este municipio se encuentra rodeado de un valle verde en el bello estado de Michoacán. La región es una importante productora de materias primas, principalmente de zarzamora y fresa. También destaca por su actividad industrial pues en ella se localizan importantes procesadoras y empacadoras. Así, el Santuario Guadalupano se ha convertido en un motivo más para visitar este sitio.

Para llegar al Santuario Guadalupano de Zamora es necesario tomar el Arco Norte y el tiempo aproximado de llegada desde la Ciudad de México es de 4 horas y media.