Con un simple vistazo, Lagunas de Zempoala bien podría hacerse pasar por uno de los icónicos y asombrosos bosques de Estados Unidos y Canadá. Esos lugares perdidos entre montañas donde todo parece irreal. Sin embargo, podemos decir con toda seguridad y asombro que este rincón mexiquense no le pide nada a nadie. Es un paraíso de tranquilidades y maravillas naturales que toda persona debería conocer al menos una vez de la vida. ¿Tú ya lo hiciste?

Donde reina la niebla

Amanecer dentro del Parque Nacional Lagunas de Zempoala es sin duda uno de los regalos más exquisitos que podría otorgarnos la vida. La niebla se encuentra a nivel de suelo y el ruido de las aves comienza a intensificar. Con solo dar un par de pasos sobre el pasto verde, un irremediable sentimiento de acogida y tranquilidad gobierna cuerpos al primer instante.

Lagunas de ZempoalaEl parque, ubicado entre los límites del Estado de México y Morelos, cuenta con una extensión de 4 mil 790 hectáreas. Aquí, los oyamales, encinos y pinos, gobiernan con serenidad cada metro cuadrado de la zona. Dentro del área existen también siete lagunas, de las cuales cuatro se secaron. La más grande se encuentra dentro de un cráter de un volcán inactivo, por lo que resulta hipnótico mirar sus alrededores.

El parque cuenta con un vasto territorio para disfrutar de diversas prácticas como alpinismo, campismo, senderismo, paseos a caballo y algunos deportes acuáticos como paseos en lancha. Algo que debes tener en cuenta es que dentro de Lagunas de Zempoala está totalmente prohibida la pesca.

Amando el bosque

El cielo parece más claro conforme avanza el día y los caminos se hacen más grandes a cada pisada. Aquí hallarás un sinfín de arroyos y pequeñas cascadas. De igual manera, existen caminos hacia los imponentes cerros Alumbres y Zempoala. En estos lugares podrás observar aves y tomar las mejores fotografías de toda la zona.

lagunas de ZempoalaCuando el día llega a su fin, no hay mejor manera de terminar tan agradable experiencia que acampando junto a una gran fogata y dejando que la noche te cubra.

¿Cómo llegar? para llegar a Lagunas de Zempoala es necesario tomar la carretera libre a Cuernavaca. Tomar la desviación a Huitzilac en el kilómetro 37. Unos kilómetros más adelante encontrarás las señalizaciones que te llevarán directamente al parque. El acceso y estacionamientos no tiene costo alguno.

Continuar leyendo: Las lagunas del norte de México más hermosas