Existen sitios en donde dejas un pedazo de tu vida, de tu alma o el espíritu que ansía buscar nuevas aventuras. Es irremediable quedar encantado ante estos paraísos llenos de vida y calor de hogar. Y para este tipo de lugares no hay mejor país que México. Nuestra nación es un sinodal de maravillas naturales y sitios prehispánicos en donde los matices de sus calles, casas y monumentos repelen tradición. Conoce a los pueblos de colores en México y enamórate de su azul, verde, rojo o amarillo.

Izamal, pueblo pintado sol

El Pueblo Mágico de Yucatán es mejor conocido como la “Ciudad de las Tres Culturas”. El lugar cuenta con una vigorosa herencia cultural en donde se erigen las épocas prehispánicas, colonial y del México contemporáneo. Sin embargo, sus habitantes y visitantes regulares quedan encantados ante el amarillo de sus casas, edificios y el calor de su gente. Monumentos como el Convento de San Antonio de Padua y la iglesia de la Virgen de la Candelaria atraen al sol todos los días.

Izamal, YucatánOaxaca, verde paraíso

Desde Monte Albán hasta el Centro Histórico de la ciudad, Oaxaca es un paraje de verdes aposentos. Sea en sus calles, edificios enormes, gastronomía milenaria o naturaleza inmersa, todo en Oaxaca brilla por sí misma. No por nada ha sido declarada como Patrimonio de la Humanidad hace más de 20 años. No pierdas un segundo más y descubre porque Oaxaca es uno de los pueblos de colores en México más impresionantes.

Oaxaca, OaxacaSan Miguel de Allende, días rojos

Reconocida como una de las ciudades más hermosas de todo el mundo, San Miguel de Allende es también un delicioso rincón de tintes rojos. La enorme diversidad cultural y belleza arquitectónica han hecho de esta urbe una de las más visitadas del país. Comenzando por la Parroquia de San Miguel Arcángel, todo lo bello aquí estará pintado de rojo. Desde sus casas de teja rojas hasta sus atardeceres en el bajío.

San Miguel de AllendeTlacotalpan, el azul de México

Estar en Tlacotalpan es viajar al pasado. Llenarse de color, identidad y verbenas alegres y tradicionales. Desde sus techos hasta sus ventanales, este lugar es una decoración en toda la extensión de la palabra. Este pueblo ribereño cuenta con grandes sitios para los amantes de la fotografía y el color además de una población tan radiante como la ciudad misma. Uno de los pueblos de colores en México más importantes.

Tlacoltapan, VeracruzIsla Mujeres, los colores del Caribe

Quien dijo que cerca del mar Caribe no existe color es porque no ha visitado Isla Mujeres. Esta tierra bendita y bañada de cálidas aguas, se encuentra muy cerca de la Península de Yucatán. Fue descubierta por los españoles durante una expedición en el año de 1517. Durante su pasado prehispánico, se convirtió en un santuario y hoy en día, se ha vuelto el mural más grande del sur mexicano. Sus benditas aguas son ideales para practicar snorkeling. Asimismo, sus hermosas calles de colores son sede de una diversidad cultural a donde llegan miles de personas todos los días.

Isla MujeresSan Cristóbal de las Casas, santuario naranja

Más mágico de los Pueblos Mágicos”. De mejor manera no se le podría llamar a este rincón chiapaneco en donde las mañanas y las tardes se vuelven un tornasol naranja. San Cristóbal de las Casas es una bella ciudad colonial en donde habitan algunas de las tradiciones más importantes de todo México. Todo aquí es color. En sus paredes, flores, artesanías y fiestas de antaño, este lugar es un universo de matices.

San Cristóbal de las CasasCosta Careyes, los matices del Pacifico

Entrando a un corredor de playas vírgenes y tonalidades de mar, Costa Careyes el caleidoscopio el océano Pacifico. El lugar cuenta con vistosos vistas de costeras, montañas habitadas de numerosas casitas y acantilados hechos por el agua. Las bellas áreas de este lugar es ideal para la práctica de diversos deportes acuáticos así como para meditar. Uno de los pueblos de colores en México más impresionantes.

Costa Careyes, JaliscoContinuar leyendo: 12 meses, 12 destinos para el 2018 en México