Son muchas las razones por las que viajamos al extranjero; para conocer culturas diferentes, nuevas tradiciones, estilos de vida y sobre todo personas. Así es, en cada viaje que se realiza  a otros países es muy común conocer gente hasta el punto de interesarnos de más y llamar nuestra atención, por ello debemos saber cómo poder ligar con él/ella y no fracasar en el intento.

El juego del idioma

Es recomendable saber un poco del idioma del país a donde nos dirigimos pero no es necesario aprendernos toda la lengua, únicamente debemos conocer algunas palabras para iniciar el juego; técnicas como intentar decir una frase fracasando en el intento o enseñarle palabras en tu idioma, les será de mucho atractivo y te ganarás una que otra risa; recuerda que hacer reír es un indicio de que estamos pisando terrenos que nos favorecen.

Muestra interés en su cultura

Recuerda que estás de viaje no solo para ligar, sino para conocer nuevas culturas; por ello debes mostrar interés en su estilo de vida y sobre las costumbres que se tienen en su país. Esto debe de ir acompañado con una comparación con las tuyas para que a ella/él se muestre interesado y se crea un ambiente de confort.

Baila o al menos inténtalo

Como buenos mexicanos debemos dar a conocer nuestro sabor latino aunque en ocasiones sea un poco insípido. Aunque no seas un experto en el baile, no está demás intentar sacar alguno de tus mejores pasos y más cuando es música salsa, bachata o de ese estilo. Todo extranjero/extranjera se derrite con alguien que baile este estilo de música, y más cuando podemos enseñarle uno que otro movimiento.

 

Sé accesible

Es muy importante que la persona que conozcamos te tome cierta confianza y que sepa que no estás en su país para malas intenciones. Esto te ayudará en caso de tener éxito y la fiesta se traslade a un lado más íntimo y romántico, de ser así no insistas en ir a tu propio hotel, dale la oportunidad de que ella/él elija, así no se sentirán forzados y podrán confiar más en tus intenciones.

Intenta hacerlo/la reír

La última recomendación aplica en cualquier situación, ya sea en el extranjero o en nuestro propio país, en un bar o en una boda; hacer reír a esa persona te ayudará a ganar varios puntos y poder entablar un buen ligue. Hacerla de bobo/a es una buena estrategia pero sin sobrepasarte, no querrás que piensa que está hablando con un infante sin madurez.