Al ir en avión nos dedicamos a disfrutar el viaje y esperar el aterrizaje, pero jamás vemos más allá de algunos detalles, por eso aquí te decimos 5 cosas que no sabías de los aviones.

Por: Luna María Guevara Landa

 1. El aire que respiras proviene del motor

Lo que respiramos dentro de un avión es aire comprimido que proviene de los motores, el cual es enviado en mayor cantidad a la cabina y el resto se divide entre los pasajeros.

El aire que respiras proviene del motor

2. Sexo en el baño de un avión

Muchas personas han incluido en su lista de cosas que hacer antes de morir, tener sexo en el baño de un avión. Y no… no es por moda. Según la presión atmosférica baja, aumenta la intensidad de los orgasmos, por eso la curiosidad de las personas por tener sexo en este lugar.

Sexo en el baño delavión

3. Es difícil manetener la higiene en un avión

El uso que se le da a las charolas donde te sirven la comida, audífonos, almohadas, mantas, es tan frecuente que por lo general están sucias. Aunque a simple vista no se vea, resulta complicado seguir normas muy estrictas de higiene en los aviones, así que no confíes mucho en la higiene de las aerolíneas.

Todo está sucio en el avión

4. Algunos pilotos se quedan dormidos

Tras una investigación, entre un 43 y un 54 por ciento de los pilotos encuestados en el Reino Unido, Noruega y Suecia admitieron haberse dormido pilotando un avión de pasajeros. Con esto no queremos alarmarte, recuerda que ningún piloto viaja solo y que, a parte de su copiloto, cuentan con un buen sistema de piloto automático.

Los pilotos se quedan dormidos

5. ¿Cómo funcionan los baños de los aviones?

Funcionan de dos formas:

En los aviones nuevos los desechos de los baños se van a un tanque que se descarga y lava inmediatamente después de aterrizar.

En los aviones más viejos los desechos eran expulsados del avión y con el medio ambiente se congelaban de manera inmediata. A este fenómeno se le conoce como blue ice.

baño de avión

Todos estos datos son interesantes, y algunos de ellos no quisiéramos saberlos; así que te recomendamos no preocuparte por estos detalles y mejor disfrutar de la vista o de una muy buena siesta.