A todos nos ha pasado esa incómoda situación en la que los extranjeros, principalmente nuestros vecinos del norte, al llegar a México vienen cargados de ideas y estereotipos que realmente no concuerdan con la realidad, especialmente cuando salen de las zonas turísticas como Cancún, Acapulco o Los Cabos para adentrarse en las ciudades más grandes.

Ya sea que pidan un burrito en cualquier restaurante por considerarlo el platillo típico de México o que te pregunten en dónde dejaste tu sombrero de charro, porque genuinamente creen que todos los mexicanos andamos con él, lo cierto es que necesitan nuestra ayuda para recordarles que el león no es como lo pintan.

Pedir Taco Bell

Parece cliché pero es real. Lo primero que esperan encontrar es una tienda de Taco Bell en cada esquina y, cuando se dan cuenta de que esa cadena no tiene la presencia que en EE.UU., generalmente los extranjeros entran en shock. Sin embargo les resulta grato saber que los verdaderos tacos son aún más ricos que aquellos que se venden en la cadena de comida rápida.

Lo único que tomamos es tequila

He conocido pocas personas que realmente gustan de beber tequila todo el tiempo, generalmente podemos aguantar uno o dos shots, y si pasamos de este límite las consecuencias pueden ser fatales. Sin embargo hay una idea errada que llegan a tener los turistas de que el tequila lo tomamos con todo y para todo, casi como agua para acompañar la comida.

Sólo escuchamos mariachis

Es verdad que la música mexicana nos hace sentir muy orgullosos; es un verdadero deleite escuchar un mariachi en una ocasión especial… ¡Pero sólo en una ocasión especial! Muchos extranjeros tienen la idea de que en la radio, los bares y hasta en las calles hay mariachis por doquier y que es lo único que escuchamos. Grave error. México es tan diverso, que ello se refleja hasta en los estilos de música que es oímos.

A todo le ponemos chile

Digamos que esta creencia no es del todo cierta, ya que aunque mucha de la gastronomía mexicana recurre al chile, también existen otros ingredientes que se incorporan a las recetas, tales como el maíz, tomate, cacao y vainilla. Incluso aunque muchos de nuestros dulces tengan chile, ello no quiere decir que a absolutamente todo le ponemos… Tenemos límites.

Nos encantan las telenovelas

Hubo un tiempo en el que México se hizo famoso por exportar novelas al mundo entero, razón por la que ante los extranjeros, a nuestro país le encanta este formato televisivo. Sin embargo no a todos nos gusta y, de hecho, principalmente los jóvenes del país incluso han dejado de ver televisión para pasar más tiempo conectados a algún dispositivo con acceso a internet.

Todos queremos irnos a Estados Unidos

Si bien es cierto que en Estados Unidos hay un gran número de inmigrantes mexicanos, ello no significa que absolutamente toda la población tiene el deseo de marcharse de aquí. La realidad es que quienes se van, lo hacen por buscar mejores oportunidades, ya que el acceso a éstas no es equitativo. Sin embargo México es un país en constante transformación y esta situación ha ayudado a que muchos podamos encontrar mejores trabajos y salarios en nuestra propia nación, sin tener que ir lejos de casa.