Cuacolandia, un santuario para caballos maltratados

Más que un espacio de recreación y cuidado natural, Cuacolandia es el santuario donde los equinos tiene la oportunidad de vivir una existencia digna e ideal para ellos. Sin cadenas, cuerdas o alguna actividad que dañe su integridad, cada caballo recibe un trato ejemplar y acorde al estado en el que arriba. Es el sitio donde el ser humano y los animales se conectan realmente y sin impedimento alguno.

Salvaguardar a la vida

Ubicado dentro de la zona de Haras Ciudad Ecológica, en la ciudad de Puebla, Cuacolandia se ha convertido en el ejemplo perfecto de lo que debe ser un espacio de rehabilitación animal. Esta asociación, liderada por Elena Larrea, se encarga de rescatar, curar e integrar a equinos que han pasado buena parte de su vida como tiradores de carrozas turísticas, en carreras clandestinas además de otras funciones peligrosas.

Caballos maltratados siendo atentidos en Cuacolandia
Foto: Cuacolandia

El primer paso de este largo proceso de curación es el resguardo de los caballos en estado de abandono o peligro. Sin embargo, esta función no le corresponde a Cuacolandia, ya que al ser una asociación, no cuentan con la facultad. Esto corresponde a las autoridades correspondientes. Una vez aceptado, comienza un proceso de análisis para detectar las necesidades y el programa de apoyo que será aplicado.

visitante conviviendo con un caballo en Cuacolandia
Foto: Cuacolandia

Una existencia digna

Durante este segundo paso, es sometido a un periodo de cuarentena para observar su comportamiento. Pasado este lapso, y habiendo analizado el tipo de heridas y grado de desnutrición, se le integra a la “vida salvaje”. Esto significa que son liberados para conocer el pasto y alimentarse por ellos mismos. De igual manera, se les alienta para convivir con otros caballos.

Caballos pasenado por Cuacolandia
Foto: Cuacolandia

El último paso, no oficial, es la total recuperación del caballo así como su posterior jubilación en el espacio de Cuacolandia. La gran mayoría de estos animales permanecen aquí hasta su muerte.

Caballo comiendo en Cuacolandia
Foto: Cuacolandia

Por una meta

Actualmente, Cuacolandia cuenta con una población equina de más de 80 ejemplares. De este número, la mayor parte provienen de las calandrias de Acapulco, de la policía montada así como otros sitios. El promedio de edad de los rescatados oscila entre los 18 y 20 años de edad. Sin embargo, también existen ejemplares, como “El Abuelo”, que superan los 29 años. Del lado contrario, “El Covid”, el potro más joven, cuenta apenas unos meses.

Caballo siendo alimentado en Cuacolandia
Foto: Cuacolandia

Aun en la actualidad, muchos caballos continúan siendo objetos para obtener ganancias o utilizados para un sinfín de usos. Por ello, se espera que Cuacolandia pueda aceptar hasta 300 caballos rescatados. Sin embargo, los altos costos generados para el cuidado de los equinos han ocasionado que la meta aún no sea alcanzada.

Si te interesa conocer más del noble trabajo de esta asociación, te invitamos a visitar su sitio oficial de Facebook y apoyar o colaborar en esta labor. De igual manera, puedes acudir a sus instalaciones y ser parte de la experiencia completa.

Dirección: Prolongación, Avenida Las Haras 3001, Haras Flor del Bosque, Puebla
Teléfono: 2222 062 359

Foto de portada: milenio.com

Continuar leyendo: Animales mexicanos en peligro de extinción