La capital del estado de Veracruz se encuentra llena de magia arquitectónica, exquisita comida, tangible historia y muchos atractivos más. Sin embargo, lo que pocos conocen es que desea convertirse también en un destino de aventura y ecoturismo en México. Por esta razón, te presentamos a continuación uno de sus atractivos urbanos más inusuales: la Cueva de la Orquídea en Xalapa.

Un pequeño volcán

Cueva de la Orquídea en Xalapa, Veracruz

En realidad, la Cueva de la Orquídea es una formación volcánica del Cerro de Macuiltépetl, hace 30 mil años. Al fluir el magma del volcán, formó en la parte superior de la cueva una forma caprichosa y muy curiosa. Esta formación se asemejaba a los sépalos y labelos de una orquídea, siendo bautizada en honor a esta hermosa flor.

Cueva de la Orquídea

Esta cueva se encuentra en plena zona metropolitana de Xalapa, específicamente sobre la avenida Miguel Alemán, siendo de fácil acceso. Fue descubierta en 1943, cuando un hombre que trabajaba picando piedra dio un golpe, causando el colapso de la parte superior.  En su interior se encontró una tumba con vestigios como vasijas de barro, hachas y un yugo lujosamente decorado.

Restaurando la Cueva de la Orquídea

Cueva de la Orquídea

Sin embargo, en ese entonces no existían las medidas de conservación para zonas y descubrimientos arqueológicos que se poseen actualmente. Por ello, a partir de 1950, fue utilizada como relleno sanitario, llegando a estar hasta el topo de basura municipal, con cerca de 15 toneladas. No fue hasta 1996 que se buscó rescatar a este sitio histórico y convertirlo en un lugar para los turistas.

Aun así, el trabajo de saneamiento tardó más de una década en ser completado, por lo que la Cueva de la Orquídea no reabrió hasta 2011. Ahora, con un guía y equipo adecuado, puedes explorar esta caverna en medio de la ciudad. Dicen que el lugar está embrujado, pero lo cierto es que es un gran atractivo ecoturístico de la capital jarocha.

 

Continuar leyendo: Parques que debes recorrer en Xalapa