En la actual zona de Tlalpan, donde los conjuntos habitaciones y las grandes avenidas dominan el paisaje, existe un lugar de imponente presencia que con solo pisarlo, te transporta a un increíble pasado. Se trata de la zona arqueológica de Cuicuilco, uno de los últimos vestigios de la gloria azteca.

Pasado entre el presente

La zona arqueológica de Cuicuilco se ubica al sur del valle de México y es junto al área de Mixcoac, los pocos espacios prehispánicos existentes en la periferia de la ciudad. Se sabe que este lugar surgió durante el 2100 d.C., convirtiéndola en la primera construcción en la zona mexiquense. Sin embargo, su época de gloria comenzó hasta el 800 d.C. y se extendió hasta el 600 d.C.

vista aérea de la zona de cuicuilco
Foto: inah.gob.mx

A comparación de otras zonas dentro del valle de México, Cuicuilco fue la piedra angular del proceso definitivo de urbanización en los asentamientos mesoamericanos. Los exitosos métodos poblacionales, aplicados en Cuicuilco, ayudaron a la creación de la posterior ciudad de Teotihuacán, al norte de la Cuenca de México.

Gracias a diversos vestigios hallados, se sabe que la zona funcionaba como punto sobre la ruta hacia el Valle de Toluca. De igual manera, aquí se han realizado investigaciones que dan como resultado que en este lugar surgió uno de los primeros calendarios basados en la observación de los movimientos del sol. A pesar de no contar con datos precisos, los cuicuilcas abandonaron su ciudad debido a la explosión del volcán Xitle y se añadieron a diversas tribus, aunque la mayoría recayó en la naciente Teotihuacán.   

personas caminando en la zona de cuicuilco
Foto: inah.gob.mx

Ciudad partida

A pesar de no contar con un territorio delimitado, este lugar se compone de diversos edificios regados a los alrededores de la CDMX. Cuicuilco B, dentro de la Unidad Habitacional Villa Olímpica, es uno de ellos. De igual manera, el montículo circular de Peña Pobre –en el parque Ecológico– y la Pirámide de Tenantongo en la parte alta del Bosque de Tlalpan, lo conforman. Cuicuilco también se componía de grandes pirámides, plazas, templos y sofisticados sistemas hidráulicos.

Foto: diariodemexico.com

Sin embargo, hoy en día, el mayor atractivo de Cuicuilco es el Gran Basamento Circular el cual fue levantado entre el 600-400 a.C. Su peculiar construcción, fue la primera en todo el Valle de México además de que fue la primera estructura de piedra que nació como Calendario de Horizonte. Desde lo alto de este sitio, se puede vislumbrar todos los alrededores del sur de México. Muy cerca de esta pirámide se encuentra la Kiva, una cámara circular semisubterránea además del Museo de Sitio en donde hallarás una gran colección de piezas para entender la vida de Cuicuilco.

Dirección: se encuentra sobre la avenida Insurgentes Sur, esquina con Anillo Periférico. La entrada principal se encuentra a la altura de la Villa Olímpica.
Tips: la actual zona arqueológica de Cuicuilco se compone principalmente del Gran Basamento Circular, sin embargo, existen diversos vestigios regados en los alrededores que también se pueden visitar.

Foto de portada: INAH

Continuar leyendo: La pirámide bajo el Cerro de la Estrella de Iztapalapa