Al norte del estado de Michoacán, orgulloso de su pasado teotihuacano y tolteca –sometidos por el imperio tarasco o purépecha–, se encuentra el Pueblo Mágico de Cuitzeo. De agradable clima templado, este lugar es célebre por su impresionante laguna y los textiles. Sin embargo, su belleza se extiende a su arquitectura, exquisita gastronomía y arraigada historia. ¡Acompáñanos a conocerlo!

cuitzeo pueblo magico michoacan

Un viaje por Cuitzeo

Su nombre significa “lugar de tinajas de agua”. Lo amerita por su cercanía con el segundo lago más grande de México. Fundado como centro funerario por los purépechas, Cuitzeo se mantiene apacible a través del tiempo. Tras la Conquista, los frailes agustinos iniciaron la construcción del Convento de Santa María Magdalena en 1550 –uno de los mejor conservados en todo el país–.

lago de cuitzeo michoacan

Hoy, como hace tantos años, es el canto de las aves lo que armoniza el ambiente de la población. Al recorrer sus calles encontraremos construcciones que datan del siglo XVI; el Santuario de la Virgen de Guadalupe; Hospital Franciscano, también llamado Casa de Indios, resguarda la antigua imagen de la Inmaculada Concepción; los templos de San pablo y del Calvario; la Iglesia Parroquial y la Capilla del Niño Jesús.

laguna cuitzeo michoacan

En el Cerro de Manuna se ubican el Museo del Exconvento Agustino; la zona arqueológica Tres Cerritos y la Laguna de Cuitzeo. Durante la comida atestiguamos otra de las maravillas de la región: su comida típica. Mole de guajolote, uchepos, corundas, nacatamales, charales del propio lago, calabaza y grano en dulce, pan corriente y atole negro; todos estos platillos son deliciosos.

Sus artesanías están hechas a base de los tules que crecen en las orillas de la laguna. Con ellos elaboran petates, cestos, canastos y pintorescos sombreros. Sin olvidar los tradicionales huaraches de la región. Sin duda, el Pueblo Mágico de Cuitzeo es un sitio que debes conocer.