Danza de los Viejitos, tesoro orgullosamente michoacano

24 Shares
24
0
0

Entre la diversidad de representaciones folclóricas que representan a México, la icónica Danza de los Viejitos tiene un lugar especial. Y no lo decimos solo por los años que lleva a cuestas y su importancia dentro de las tradiciones michoacanas, sino por honrar y homenajear a la vida, además de convertir en comedia la tristeza.  

Rituales eternos.

Datada de épocas prehispánicas, la Danza de los Viejitos surgió en lo que hoy es el pueblo de Jarácuaro, en la zona del lago de Pátzcuaro, Michoacán. El propósito de este baile, propio del imperio purépecha, y a comparación de otras danzas tradicionales, era honrar al Dios Viejo (Tata Jurhiata) con el fin de recibir buenas cosechas y otros favores.

bailarin haciendo la danza de los viejitos
Foto: purepecha.mx

Los cuatro participantes (petámunis), los más sabios de la comunidad y por ende, los más ancianos, realizaban movimientos con sus bastones en cada cambio de estación. A este grupo se le añadía uno más que representaba a la juventud y portaba una máscara como alegoría a la estación naciente. Tras la llegada de los españoles, la danza fue prohibida pero difundida en secreto, además de adaptar nuevos instrumentos. Tras varios años de enseñanza, la danza perdió el sentido ritualístico del inicio y comenzó a constituirse como una burla a la vejez de los conquistadores.

bailarines realizando la danza de los viejitos
Foto: balletfolkloricodemexico.com

Esto ocasionó que la propia vestimenta también se modificara. Los participantes llevan consigo grandes sombreros de ala ancha con listones de colores colgando en los extremos. Los pantalones y camisa son de manta blanca además de portar encima un jorongo o sarape.

Colores que perduran

La vestimenta se complementa con bastones de madera y huaraches que favorecen el zapateado. Sin embargo, el mayor cambió surgió a partir de las icónicas mascaras de rostro cenil que usan. Estas son de color rosado ya que representan el cambio de color que sufre la cara de los españoles al estar mucho tiempo bajo el sol.

bailarin realizando la danza de los viejitos
Foto: purepecha.mx

En la actualidad, la Danza de los Viejitos se constituye como un conjunto de elementos cómicos y de rasgos musicales. En ella se realizan caídas y caminatas encorvadas, como simulación a los ancianos españoles. De igual manera, se incluyen personajes como los feos, los cuales tiene como propósito burlarse de los participantes. Todo se lleva a cabo bajo el ritmo de las pirekuas, los cantos tradicionales que surgieron a partir de las melodías religiosas de los españoles. Entre las composiciones más usuales para la Danza de los Viejitos se encuentran El Huarache, El Gustito, La Competencia y El Trenecito.

personas realizando la danza de los viejitos
Foto: danzalenguajecuerpo.com

A pesar de los cambios en su esencia, la Danza de los Viejitos continúa siendo un ritual que homenajea a la vida, a los cambios y a crear alegría donde existe tristeza.

Foto de portada: proyectosinstitucionales.com

Continuar leyendo: Danza del Venado: tesoro mexicano, legado yaqui y mayo

Te puede interesar