Al mexicano le gusta mucho viajar, ya sea por nuestro propio territorio nacional o a distintas locaciones del extranjero. En particular, parece que somos muy asiduos a considerar a países del continente europeo como ideales para tomar unas merecidas vacaciones. Al menos esa es la conclusión a la que llegó la operadora almundo.com después de revisar las primeras opciones de los mexicanos para viajar.

Si te preguntas cuáles son, entonces aquí te presentamos los 5 destinos internacionales más visitados por mexicanos.

Madrid

Madrid, España

La capital de España es el destino número uno para muchos de nuestros connacionales. La ciudad más poblada de esta nación cuenta con una inmensa cantidad de destinos y atractivos turísticos para los mexicanos.  Entre ellos está el Museo del Prado, ver el Relevo de la Guardia Real en el Palacio Real, viajar por el Teleférico y probar su comida.

París

París, Francia

La Ciudad de la Luz en Francia es otro de los destinos favoritos de los mexicanos. Paséate por los Campos Elíseos y pasa por el icónico Arco del Triunfo. Ve la moda del momento en la Plaza de la Concordia y en Galerías Lafayette. Y, claro, sube hasta la cima de la Torre Eiffel para deslumbrarte con la ciudad, después de haber visitado al Louvre y a Notre Dame.

Roma

Roma, Italia

La cuarta ciudad más poblada de la Unión Europea y capital de Italia es todo un espectáculo para los mexicanos. Visita el Coliseo y no olvides tu foto en la Fontana di Trevi. Cómete una buena pizza margherita y visita al Vaticano.

Miami

Miami, Florida

La única ciudad no europea en entrar a este listado. La capital de Florida en Estados Unidos ofrece una vida nocturna increíble. También es un gran centro culinario y la presencia latina en la ciudad, particularmente la cubana, es enorme.

Barcelona

Barcelona, de los destinos preferidos por los mexicanos

La joya de la comunidad autónoma de Cataluña en Europa es un deleite en todos los sentidos. Simplemente el visitar el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia de Antoni Gaudí hace que valga la pena el viaje.