El día del niño perdido, tradición navideña de Veracruz

Cuando Jesús era un niño de apenas doce años, se perdió mientras viajaba con sus padres para las fiestas de Pascua. Después de buscarlo por tres días, María y José lo hallaron en el templo. Este es un pasaje del evangelio de Lucas. En el siglo XVIII, el fraile Junípero de Serra usó esta historia para unir a las familias del norte de Veracruz; donde se encontraba evangelizando. Este es el origen de una de las tradiciones más conmovedoras de México; el día del niño perdido.

el dia del nino perdido veracruz

El día del niño perdido en Tuxpan

Tuxpan es una comunidad al norte del estado veracruzano. Durante las épocas decembrinas, las familias practican una bella tradición. El día siete de diciembre, justo a las siete de la noche, un silbato se escucha en las calles de la población. Así dan inicio las actividades.

Las familias colocan veladoras por todas las calles de la ciudad. Su luz servirá para que el niño Jesús no tenga miedo y no se sienta sola; además así le ayudan a encontrar el camino para volver con sus padres.

Aunque esta preciosa tradición se originó en Tuxpan, actualmente se celebra en muchas partes del estado de Veracruz. Tal es el caso de Xalapa, Cerro Azul, Poza Rica e incluso algunos de los barrios de la Ciudad de México. La celebración contempla que las primeras velas en encenderse son siempre las del Callejón del niño perdido. Justo a los pies de una escultura dedicada a la festividad. En el caso de Xalapa, la iluminación de las calles se hace en el barrio del Dique; en el centro de la ciudad.

Esta conmovedora tradición originaria de la comunidad de Tuxpan, en Veracruz; es prueba de la nobleza y generosidad de los mexicanos. Celebrar el día del niño perdido es una de las actividades que todas las familias deberían experimentar.

tradiciones diciembre mexico