Lejos del norte, donde todos supondríamos que solo podemos encontrar desierto, se encuentra un lugar decorado de doradas arenas y mar azul. Sí, tal como suena, en este rincón perdido de Veracruz, la hermosura del desierto descansa a un lado del océano. Son las Dunas del Sabanal, un sitio que debes conocer en cuanto antes.

Suaves montañas doradas

Ubicada a 50 kilómetros del puerto de Veracruz se encuentra un lugar impensable hasta para el más surrealista de los artistas. Se trata de la playa de Chachalacas, el espacio que alberga a las hermosas Dunas del Sabanal. En este sitio, la arena morena y montículos tan grandes que parecen montañas doradas, gobiernan con autoridad.

dunas del SabanalLas hermosas dunas, característica más icónica de este sitio, son formadas por la fuerza del viento que generalmente lo hacen cerca del mar o lagunas. Cuenta con una extensión de 550 hectáreas de terrenos arenosos y se extiende por la costa veracruzana. En este sitio, es común un gran número de prestadores de servicios que ofrecen diversas actividades. Una de las más practicadas consiste en recorrer grandes extensiones de territorio en vehículos 4 x 4.

dunas del sabanalOtra actividad que puedes realizar en este sitio es el sandboard el cual consiste en surfear las dunas mediante una tabla especial. Lánzate una y otra vez a la suavidad del desierto mientras tratas de dominar este deporte. No olvides de igual manera montar a caballo y dar un recorrido por todo el sitio o lanzarte en parapente.

playa chachalacasDespués de un día lleno de actividades, no olvides acercarte al mar, refrescarte con las olas y admirar el atardecer. En la zona existen diversas áreas para acampar donde podrás pasar la noche mientras escuchas al mar a un costado. Para llegar hasta las Dunas del Sabanal es necesario trasladarte al municipio de Úrsulo Galván. Una vez ahí, solo sigue las indicaciones al desierto que se localiza a solo 5 minutos del centro de la localidad.