Impregnado de misticismo y misterio hasta el último metro cuadrado de su estructura, el Castillo de la Salud es un destino lleno de bienestar. Se trata de un recinto surrealista, como todo lo que compone a la Huasteca Potosina, donde miles de viajeros llegan para ser tratados de todo mal con la ayuda de la botánica, la herbolaria y la medicina tradicional. Un sitio de colores y sensaciones únicas que debes visitar para purificarte totalmente.

Castillo mágico

Ubicado a un poco más de una hora de Xilitla, en el municipio de Axtla de Terrazas, el Castillo de la Salud despide color y vibraciones con solo mirarlo. Y no lo decimos solo por los llamativos e hipnotizantes tonos de su exterior, sino por todo lo que engloba.

exterior del Castillo de la Salud
Foto: Facebook Castillo de la Salud

Su nombre oficial es Castillo de la Salud Beto Ramón, debido a que Don Beto Ramón, un hombre de origen nahua, decidió heredar y mostrar a toda la gente sus conocimientos en herbolaria y botánica para aliviar los males de la gente. El edificio principal, que da espectacularidad a todo el complejo a su alrededor, data del año 1974 y fue levantado por el mismo Beto Ramón. Hoy en día, la hija del fundador, Gloria Ramón, es la encargada de preservar esta mística tradición de años.

exterior del Castillo de la Salud
Foto: Facebook Castillo de la Salud

Dentro de este sitio, la medicina tradicional ha sido guardada y heredada a través de los años, dando vida a una comunidad entregada a esta práctica. Por ello, durante tu viaje hallarás un gran número de expertos y maestros de la herbolaria que curarán cualquier mal o problema que lleves a ese lugar.

Kaleidoscopio

Una autentica villa de colores te encontrarás al llegar aquí seguido de un Ojo de Dios en la entrada. En el camino por este pueblecillo que parece nunca oscurecer, te toparás con un alargado pasillo rodeado de diversos tipos de flores y plantas. También podrás ver otras edificaciones como el Arca de Noé y la Torre de Babel, la cual destaca por su altura y por poseer la mejor panorámica.

exterior del Castillo de la Salud
Foto: Facebook Castillo de la Salud

En tu visita al Castillo de la Salud no olvides acudir a la Casa del Curandero donde recibirás una purificación total con la ayuda de un chaman y un ritual tradicional náhuatl. Tampoco te olvides de visitar la “farmacia” y adquirir algunos productos hechos en la misma comunidad y de procedencia natural. No te pierdas de este sitio y su mágico ambiente que te envolverá de principio a fin.

Continuar leyendo: Todo lo que puedes hacer en Xilitla