A 120 kilómetros de la ciudad de Hermosillo se localiza El Colorado, un lugar que amarán los viajeros que prefieren la tranquilidad. Este es un espacio prácticamente virgen, completamente alejado del bullicio, en el cual puedes sentir la brisa del mar acariciando tu piel y observar especies como lobos marinos, peces multicolores y bellas aves.

Un poco sobre El Colorado

El Colorado es un destino inexplorado a cargo de una cooperativa de pescadores del pueblo. Ellos son los encargados de ofrecer los servicios a los turistas. También cuidan y mejoran las condiciones de conservación del ecosistema marino, del cual la comunidad obtiene beneficios. La población echó raíces en la década de 1960, como parte de una de las 34 localidades que se ubican en lo que era originalmente la Reserva Especial de la Biosfera “Cajón del Diablo”.

El Colorado es un destino inexplorado
Foto: i.pinimg.com

En El Colorado no encontrarás grandes cadenas de hoteles, supermercados o restaurantes. Aquí solo verás los hermosos paisajes que ha creado la naturaleza. El paseo en lancha, la práctica de kayak y el snorkel son actividades que se pueden hacer en este rincón de Sonora. A través de ellas es como se conoce la riqueza submarina del Colorado. Una caminata por la playa siempre culmina en la cima del cerro Colorado, el gran guardián de la costa.

Paraíso inexplorado

Por la comida no tienes que preocuparte, pues los lugareños ofrecen platillos de mariscos frescos a precios muy accesibles. La idea de El Colorado es que haya turismo responsable. Que los visitantes aprecien y cuiden el paisaje que ante ellos se levanta. Las playas son para todo público, siempre están abiertas y limpias, listas para regalar horas inolvidables.

El Colorado.
Foto: mapio.net

Para llegar a este paraíso sonorense hay que tomar la Carretera Internacional desde Hermosillo, rumbo a Guaymas, y doblar a la derecha en Los Arrieros después de varios kilómetros. La recompensa por el viaje viene en forma de hermosas playas vírgenes, perfectas para unas vacaciones de completa relajación.

Foto de portada: Judith García

Continúa leyendo: Las cristalinas aguas de Puerto Agua Verde