La religión en México tiene distintas caras. Nuestro país se constituye en diversas expresiones, algunas con una fuerte expansión, pero que al mismo tiempo generan polémica, como lo es el culto a la Santa Muerte. Algunos fieles argumentan que este movimiento sincretiza antiguas creencias prehispánicas con símbolos del cristianismo. Dicen que la devoción viene de hace cientos de años, de las raíces precolombinas, por eso se construyó un espectacular altar a Mictlantecuhtli en Chimalhuacán.

Visitantes del altar de Mictlantecuhtli en Chimalhuacán.
Foto: facebook.com

Conoce el altar a Mictlantecuhtli en Chimalhuacán

El altar a Mictlantecuhtli en Chimalhuacán se erige en el barrio Alfareros, una de las zonas populares de este municipio mexiquense. Los fieles de la “Niña Blanca” decidieron construir este altar para rendir honores al señor del inframundo azteca junto a la Santa Muerte. Las tres imágenes que componen este epicentro de culto miden más de metro y medio de altura. Obviamente, la que sobresale es la del dios prehispánico.

Culto a Mictlantecuhtli en Chimalhuacán.
Foto: facebook.com

Mictlantecuhtli aparece en la parte más alta del altar con el rostro descarnado. Su pose de guerrero afirma su disposición para proteger a su pueblo. Es venerado con gran devoción. El día primero de cada mes, decenas de fieles llegan hasta los pies de la imagen para rendirle culto en una misa especial. A partir desde que se dio a conocer su existencia, gente de otros lugares como Pachuca, Puebla, Tepito y Tacubaya, entre otros, llegan hasta este lugar para admirar a la imponente deidad mexica.

¿Quién era Mictlantecuhtli?

Mictlantecuhtli es representado con rostro de calavera y un rosetón de papel plisado en la frente. Tiene garras en lugar de manos, además de un collar formado por dos serpientes del que penden conchas marinas. En los antebrazos, lleva adornos de papel y pulseras de corazones. Su nuca está adornada con una xiuhcóatl o “serpiente de fuego”. Ejercía su soberanía sobre el Mictlán, los nueve ríos subterráneos y sobre las almas de los muertos.

Mictlantecuhtli en Chimalhuacán.
Foto: facebook.com

El “señor del lugar de los muertos” mantiene a sus fieles hasta nuestros días. Ellos construyeron el curioso altar a Mictlantecuhtli en Chimalhucán para mantener vivas las raíces prehispánicas de su fe. Aunque muchos han condenado este movimiento, no ha detenido su crecimiento y nos muestra que la diversidad de confesiones en nuestro país forman parte de una profusa realidad.

Foto de portada: Héctor Alfaro

Continúa leyendo: Cristo del Sagrado Corazón, guardián de Rosarito