En el extremo sur de la península de la ciudad de Mazatlán, se encuentra uno de los lugares más emblemáticos de este puerto sinaloense. Hablamos del espectacular Faro de Mazatlán, que corona la cima del cerro del Crestón. Pareciera que este faro es el protector de la ciudad por la peculiar altitud en la que está situado. Prácticamente, desde su ubicación, se pueden observar todos los bellos paisajes que comprenden la bahía.

Faro de Mazatlán, el más alto del mundo

El Faro de Mazatlán es, hasta el día de hoy, el faro natural más alto del mundo. Se encuentra a una altura de más de 152 metros de altura, asentado en lo que antiguamente era una isla. El imponente cerro del Crestón no hace más que hacer más espectacular la vista del faro con sus majestuosas formas naturales. De hecho, su historia está muy ligada a la de todo Mazatlán. Cuando la ciudad se convirtió en puerto internacional allá por 1821, este cerro comenzó a utilizarse como un modesto señalamiento marítimo.

El Faro de Mazatlán.
Foto: eleditor.net

El faro se construyó hasta 1892, gracias al trabajo de personas originarias de Mazatlán. Hoy, esta construcción es uno de los grandes atractivos del puerto. Durante la noche, te sorprenderá la potencia de su luz que alcanza hasta unos 57 kilómetros. Sin embargo, la mejor hora para visitarlo es por la mañana, antes de que el sol alcance su punto más alto, ya que el camino hasta él es largo.

Faro de Mazatlán.
Foto: wikipedia.org

Sube a la cima del Crestón

Para llegar al Faro de Mazatlán hay que subir a la cima del cerro del Crestón por unos 300 escalones. El recorrido dura entre 30 y 40 minutos. Pero en realidad, el trayecto no parece largo gracias al increíble escenario que éste ofrece. A lo largo de él, es posible admirar la extensa vegetación del cerro, compuesta en su mayoría por cactáceas. De vez en cuando, también te toparás con alguna iguana echada al sol en alguno de los escalones.

Foto: tripadvisor.com.mx

Al llegar a la cima notarás que la recompensa es grande. Desde el Faro de Mazatlán se puede disfrutar de una vista maravillosa de 360 grados. Se puede observar la ciudad, las islas y las playas casi al mismo tiempo. El escenario es perfecto para capturar imágenes inolvidables del atardecer, así como del colorido centro de Mazatlán. Sin duda, el faro te dará un motivo más para amar este bello puerto mexicano.

Continúa leyendo: Lo que esconde la presa Vicente Guerrero

Foto de portada: laotraruta.org