La costa de Michoacán resguarda múltiples tesoros en forma de altos acantilados, arena dorada y aguas de un azul profundo. Entre sus más de 200 kilómetros se encuentra uno de sus secretos mejor guardados: playa La Llorona, un lugar paradisiaco prácticamente virgen, digno de bellas postales y grandes experiencias.

Playa La Llorona en Michoacán.
Foto: Israel Flores

¿Por qué se llama playa La Llorona?

Playa La Llorona lleva su genialidad hasta en el nombre. Los lugareños cuentan que, al caminar por la arena, está libera una especie de rechinido parecido al de un llanto. El curioso efecto sonoro es causado por el roce de la arena, fina y compacta como pocas. Por eso se llama así. En sus alrededores predomina un paisaje rocoso y, por la noche, el cielo estrellado en todo su esplendor se convierte en el protagonista de las mejores fotografías.

Playa La Llorona.
Foto: matadornetwork.com

La Llorona se encuentra en el municipio de Aquila, a poco más de siete horas de Morelia. Su encanto radica precisamente en su lejanía, pues es una de las costas menos exploradas de México. Aquí no encontrarás hoteles ni restaurantes, solo pequeñas palapas donde preparan deliciosos y frescos mariscos. También hay enramadas donde podrás montar tu casa de campaña. Hay sanitario y regaderas, así que no te preocupes, solo recuerda llevar repelente de insectos, agua y lo necesario para tu aseo personal.

Paraíso imperturbable

En playa La Llorona la vida salvaje no ha sido perturbada. Podrás presenciar el desove de tortugas marinas o avistar exóticas especies de aves marinas que anidan en las fantásticas formaciones rocosas. Puedes hacer snorkel, nadar con cierta precaución ya que estás en mar abierto, subir a las rocas, tirarte al sol, descansar y relajarte con los ruidos de la naturaleza.

Esta es una de las playas más hermosas de Michoacán. No encontrarás otra donde la arena hable con cada pisada. La experiencia de ver las estrellas y los amaneceres en este paraíso michoacano no tiene comparación. Ven y compruébalo, seguro nunca olvidarás tu visita a este poco conocido, pero mágico, rincón de México.

Foto de portada: Raúl Arellano

Continúa leyendo: Sinfonía del Mar en Acapulco, el mejor escenario