Si tuviéramos que definir a este paraíso colimense en pocas palabras, esas serían: playa, paraíso, mar y el Pez Vela de Manzanillo. Y es que desde el primer instante que esta hermosa escultura azulada vio el cielo del Pacifico, se convirtió en una nueva manera de apreciar la importancia pesquera y marítima de este hermoso puerto.

Estampa azul

Fue inaugurado en el año de 2002. El Pez Vela de Manzanillo es una representación del famoso mote que este puerto ostenta: capital mundial del veloz picudo. Este apodo surgió a partir de la pesca de más de 300 picudos en un solo día. Algo inusual por la grandeza y dificultad para capturar a estos peces.

personas caminando por el pez vela de manzanillo
Foto: @romerocolima

La escultura es también de una forma de materializar la importancia histórica y turística de la ciudad colimense en México. Fue realizada por el afamado escultor mexicano Sebastián, quien fiel a su estilo, logró plasmar el ambiente marino de Manzanillo en un macizo delicado y fuerte al mismo tiempo. La escultura cuenta con una altura de 25 metros y un peso de 70 toneladas.

vista aerea del pez vela de manzanillo
Foto: jetsnwes.com

Su forma, más que evidente, es el fiel reflejo de un pez vela, que en una posición circular y cíclica. Esta muestra la unión de los habitantes y pescadores de Manzanillo. La obra, ubicada en el Jardín Álvaro Obregón y frente al muelle de cruceros turísticos, es la puerta de entrada y de salida. Así que es vista por quienes todos los días van y vienen de este hermoso puerto.

personas bailando cerca del pez vela de manzanillo
Foto: worldsaquarium.com

En años recientes, el Pez Vela de Manzanillo ha sido objeto de limpiezas y remodelaciones. Ya que es uno de los atractivos más fotografiados en todo Colima, el esmero en su cuidado es significativo. Actualmente, este azulado gigante continúa adornando las calles del puerto, además de ser el escenario donde se llevan a cabo eventos y actividades culturales que exaltan la vida del lugar.

Al visitar Manzanillo, no te olvides de pasar por la grandeza de esta obra y tomar tantas fotografías puedas.

Foto de portada: Ted McGrath

Continuar leyendo: Relájate en las playas de Manzanillo