El peyote mexicano, en peligro de extinción

53 Shares
53
0
0

En las regiones aledañas al Pueblo Mágico de Real de Catorce, San Luis Potosí, sobrevive un espécimen del cual podríamos contar mil y una leyendas: el peyote mexicano. Esta planta de apenas unos 12 centímetros de diámetro, es el objeto más preciado de la región sagrada de Wirikuta, y, por consiguiente, de la esplendorosa cultura wixárika. Sin embargo, la fama alrededor de su consumo ha provocado un grave problema para su futura conservación.  

Más que una planta  

Los ricos minerales del subsuelo de la Reserva Wirikuta, junto con las diversas condiciones climáticas de la zona, han dado como resultado a la lophophora williamsii mejor conocida como peyote. Esta especie de tono verde oscuro y gris azulado, se distingue por la hermosa flor blanca que crece en su centro.  

vista del peyote mexicano
Foto: enciclovida.mx

Desde tiempos inmemoriales, el peyote mexicano se ha convertido en un elemento esencial de la cultura huichol. Durante el mes de mayo, las comunidades de la región occidente realizan una peregrinación hasta el cerro del Quemado. De acuerdo con su cosmovisión, este camino fue el primero por donde se asomó el sol por primera vez. Por ello, al llegar hasta las faldas del cerro, es necesario comer peyote y dar paso a un ritual esencial en la vida de todo wixárika. 

huicholes caminando hacia wirikuta
Foto: graficaitinerante.com

Su consumo es realizado con ayuda de un chamán o mara’kame quien extrae la pulpa de la planta para usarla como medicina para el cuerpo y espíritu. Es de resaltar que antes de consumir la planta, los participantes han pasado por un proceso de ayuno, confesiones y baños espirituales. Esto con el propósito de que el peyote tenga un efecto extrasensorial en el consumidor.  

El problema de la extracción  

Debido a su importancia, el peyote mexicano es recolectado por el chamán para su conservación. Para esto, realiza un delicado corte al ras de la tierra para no comprometer la raíz. Una vez obtenida la planta, esta se puede reinsertar en otro suelo para asegurar su permanencia.  

plantio de peyote
Foto: plantas-sagradas-americas.net

Sin embargo, el poco conocimiento en cuanto a su estructura, la extracción ilegal y su uso meramente recreativo ha ocasionado que el peyote se encuentre en vías de extinción. De acuerdo con autoridades estatales, la planta ha sido extraída de forma masiva por grupos de personas que solo buscan una experiencia alucinógena. De igual manera, organizaciones dedicadas a la venta de estupefacientes, han sido participes de este ecocidio que amenaza el legado mismo del pueblo huichol.  

mujeres tratando las plantas de peyote
Foto: intercontinentalcry.org

El asunto escala hasta asuntos legales ya que, al ser considerada como una droga, durante los decomisos, la planta es quemada. Esto agrava su conservación ya que el peyote tarda cerca de 15 años en crecer en condiciones óptimas. Por ello, los únicos que oficialmente pueden portar este espécimen son los miembros de las comunidades wixárikas.  

planta de peyote en maceta
Foto: matadornetwork.com

Hasta el momento, se han detectado apenas 3 mil especies maduras de la planta. Aunado a esto, aún no existe un plan íntegro para su conservación y protección en las pocas zonas de crecimiento. Depende de nosotros como población, evitar que el peyote siga siendo extraído y comercializado.  

Foto de portada: vice.com 

Continuar leyendo: Qué es y qué representa el ojo de Dios wixárika

Te puede interesar