El maravilloso Santuario de Girasoles se encuentra abierto solo unos días al año, tiempo perfecto para que logres disfrutar y tomarte fotografías en medio de las coloridos girasoles

Ilumínate con este santuario

En la carretera Tulipán- Balancán se ubica uno de los sitios escondidos y más bellos de Tabasco: el Santuario de los Girasoles. Como lo dice su nombre, en el encontrarás inmensos girasoles en su máximo esplendor. Pero el santuario tiene una peculiaridad, que solo abre 20 días al año, tiempo en el que se esta hermosa flor se encuentra en su máximo esplendor.

El Santuario de los Girasoles se abrirá el próximo 13 de abril y la entrada no tiene costo. Sin embargo, con el fin de recabar recursos el sitio cuenta con una tienda de recuerdos. En este establecimiento podrás encontrar tazas, aceites  y un sinfín de subvenirs. Por este motivo, es importante que compres algo de lo que se vende en este pequeño establecimiento.

Todo listo para la primavera

Para que los girasoles lleguen al punto correcto, meses atrás se realiza el proceso de sembrado y riego, para que, a principios de abril se puedan observar perfectas. El tiempo de vida una vez que se convierte en flor es muy breve, por lo que se cortan rápido y con ella se produce el famoso aceite de girasol.

A pesar de ser conocido, no hay  tours que te guíen en el recorrido. Por este motivo, solo podrás caminar entre ellas y claro tomarte las fotografías que quieras. No te preocupes si no eres bueno en eso, aquí cuenta con fotógrafos profesionales que podrán ayudarte con ese detalle.

Además, año con año abren un corredor gastronómico en el que podrás comer y comprar productos artesanales de la región.

 Fotógrafos profesionales para sesiones tiene un costo de $300 pesos.

El costo de docena de girasoles es de $50 pesos, mientras que la media docena cuesta $25 pesos.

Sigue recorriendo México en un clic:  10 imperdibles para conocer Tabasco