Celosamente escondida por la naturaleza hidalguense, la presa El Tejocotal es una especie de paraíso perdido entre el tiempo y el espacio. No se necesitan atravesar grandes laberintos silvestres o empinadas elevaciones rocosas para llegar a ella. Lo único que pide para disfrutar a plenitud de sus maravillas, es un corazón aventurero y entrega absoluta. Y es que con la vista de la Sierra Norte de Puebla por un lado, y los grandes valles de Hidalgo por el otro, lo único que desearás es quedarte todo el tiempo posible.

Escondite de la naturaleza

Ubicada sobre la carretera Tulancingo-Huauchinango, a solo cinco kilómetros del límite con el estado de Puebla, la Presa El Tejocotal, o también llamada Laguna El Tejocotal, es ideal para una escapada cualquier día de la semana en compañía de amigos, pareja o familia. A comparación de otros lugares a la redonda, este manto acuífero cuenta con una mejor afluencia de visitantes, algo de lo más buscado en la actualidad.

lancha navegando por la presa el tejocotal
Foto: derutapormexico.com

El camino que lleva a la presa, repleto de pinos y encinos, es un placer por sí mismo. Es igual a adentrarse en un mundo repleto de vida y regalos únicos. Al llegar, el enorme manto azul de 6.2 km2 te dará la bienvenida, encerrándote en un ambiente libre de preocupaciones y repleto de tranquilidad. Sin embargo, a pesar de la profunda paz que emana, este rincón también es capaz de ofrecer una variedad de actividades.

Lagua que cobija

Al formar parte del enorme sistema hidrológico Necaxa, El Tejocotal cuenta con una extensa área donde podrás disfrutar de paseos en lancha, pesca deportiva, nadar y hasta bucear, con el debido equipo y experiencia suficiente. También es posible realizar paseos en caballo y paseos en cuatrimoto. Cuando el día comienza a decaer, no hay como sentarse alrededor de alguna de las palapas que aquí hallarás y disfrutar de una deliciosa comida.

persona pescando en la presa el tejocotal
Foto: zonaturistica.com

Pero si lo prefieres, puedes acercarte a alguno de los restaurantes de comida típica que se encuentran cerca. Aquí disfrutarás de deliciosos platillos hidalguenses y poblanos mientras disfrutas la tarde. También existe la posibilidad de prender una fogata cuando la noche llega y en algunos casos, se puede acampar con permiso de los encargados del lugar.

personas subiendo a una lancha en la presa el tejocotal
Foto: mexicoallmite.com

Ingresar a La Presa El Tejocotal no tiene costo alguno. Algunas de las actividades tienen una pequeña cuota. Te recomendamos también comprar alguna de las artesanías exhibidas en los alrededores y apoyar a los pobladores. 

Foto de portada: edwardroo

Continuar leyendo: Las presas de México más bellas