Existen muchos sitios a lo largo y ancho de México que destacan por la belleza que la naturaleza les dio. Montañas, cañones, bosques, desiertos, mares, selvas, existe todo aquí para llamar la atención de los turistas aventureros del mundo. Por ello, a continuación te platicaremos más a fondo de uno de estos destinos: las Cascadas de Agua Blanca, en Tabasco.

¿Dónde está Agua Blanca?

Agua Blanca

Las Cascadas de Agua Blanca se localizan en el municipio de Macuspana y se consideran las más bellas de Tabasco. Específicamente, se encuentran dentro del Parque Estatal Agua Blanca, que fue declarada como Área Natural Protegida en el año 1987. La Reserva Ecológica Agua Blanca tiene una extensión de dos mil 25 hectáreas, hogar de impresionante flora y fauna local.

Agua Blanca está a 72 kilómetros de distancia de Villahermosa y sus aguas se caracterizan por fluir en pequeñas pozas. Debido a la acumulación de agua, es posible nadar en ellas, disfrutando de la suave espuma blanca y cristalinas aguas. Es fácil pensar que este sitio es una excelente representación del Edén, el Paraíso donde pudieron vivir Adán y Eva.

¿Qué verás aquí?

Alrededor de Agua Blanca se encuentra una amplia extensión de selva, con la vegetación aquí siendo hogar de impresionante fauna. Sirve de hogar para tepezcuintles, monos, ardillas, jaguares, ocelotes, venados, puercos, armadillos y mapaches, así como iguanas, serpientes y chiquiguaos. También es un importante sitio de nidación  para aves tanto migratorias como locales, tales como loros y pavos, entre otros.

Agua Blanca

Finalmente, en Agua Blanca se encuentran también grutas que podrás explorar por medio de un deporte de aventura conocido como espelología. Así que no lo dudes más y ven a visitar este gran sitio para practicar varios deportes de aventura. Enamórate de su belleza y disfruta de sus claras aguas que crean uno de los espectáculos más bellos de México.

 

Continuar leyendo: 10 imperdibles para conocer Tabasco