Existe un sorprendente fenómeno astronómico en el cual el sol ilumina de igual manera a los hemisferios norte y sur. Se trata del equinoccio de primavera, que cae año con año alrededor del 21 de marzo. Y por siglos, esta fecha ha sido utilizada como símbolo espiritual, para recargar energía. Es por ello que el equinoccio de primavera en Chichen Itzá es una actividad tan popular.

El espectáculo del equinoccio de primavera en Chichen Itzá

equinoccio de primavera en Chichen Itzá

Cada año, aproximadamente 25 mil personas se reúnen para admirar este fenómeno astronómico único. Lo anterior debido a que la Pirámide de Kukulcán posee un diseño arquitectónico que genera un espectáculo sin ningún igual. Durante el cenit del equinoccio, la estructura refleja una sombra que asemeja a una conocida serpiente bajando por las escaleras.

equinoccio de primavera en Chichén Itzá

Es así que esta zona arqueológica de la Riviera Maya representa la llegada de Quetzalcóatl o Kukulcán a nuestro mundo. Siete triángulos de luz bajan por las escaleras hasta unirse con la cabeza de la serpiente emplumada en la base. Al bajar este dios durante el equinoccio de primavera en Chichen Itzá, los antiguos mayas podían pedir un buen año.

Tips al momento de viajar

Si deseas venir a experimentar el equinoccio de primavera en Chichen Itzá, deberás venir a este sitio arqueológico de Yucatán. Está a dos horas de Cancún y a media hora de Valladolid si viajas en autobús por la carretera Cancún-Mérida. Y si quieres el mejor lugar para admirar este fenómeno y absorber la energía del sol, entonces te recomendamos llegar temprano.

Lo anterior debido a que este espectáculo ocurre a mediodía, con la serpiente comenzando a bajar en la mañana. A partir de aproximadamente las 11:00 horas, se comienzan a formar los triángulos de luz en las escaleras del templo. Y justamente al mediodía, se puede observar la serpiente en su totalidad, el clímax del equinoccio de primavera en Chichen Itzá.