Basta con dar un paso sobre los mágicos suelos de la Ex Hacienda Ixtoluca, en Morelos,para darte cuenta que has llegado a un sitio único en todo México. Sus grandes arcos, amates titánicos y voces que suenan en el aire, son solo la puerta de entrada a un sitio misterioso, de duendes e historias de amor, leyendas del México antiguo y un ambiente que te hará querer quedarte aquí por siempre. ¿Te atreves a visitarlo?

Donde todo inició  

A diferencia de las grandes y populares haciendas azucareras del estado de Morelos, la Ex Hacienda de San Jacinto Ixtoluca nació como un sitio para purificar y tratar el mineral extraído de la Sierra de Huautla. Estas funciones tan especiales, fueron el punto de partida para construir un lugar diferente a todos los conocidos en aquella época.

vista de los arcos en la ex hacienda ixtoluca
Foto: protocolo.com

Hernán Cortés fue el encargado de iniciar este lugar que posteriormente dejó en manos de sacerdotes jesuitas. Tras la expulsión de este grupo del país, el lugar quedó a manos de particulares, quienes continuaron con el trabajo realizado. Tras el estallido de la Revolución Mexicana, el casco principal fue abandonado y tomado como campamento por los zapatistas.

vista de la ex hacienda de ixtoluca
Foto: pinterest.com Sylvia Navarro

Finalizado el movimiento armado, la Ex Hacienda Ixtoluca quedó totalmente abandonada. Fue con el paso del tiempo y un grupo de ejidatarios, que se decidió rescatar algunas zonas e instalar un complejo turístico que hoy en día ofrece recorridos, habitaciones, albercas, prados para acampar y un restaurante.

Sitio de leyendas

A pesar de su peso histórico e importancia económica de la zona, la ex hacienda cuenta con sus propias maneras de encantar a la gente. Entre sus grandes atractivos se encuentran sus espectaculares arquerías de acueductos, los cuales se encuentran sujetados por enormes amates amarillos, como tratando de abrazarse y escalar por ellos para llegar al cielo.

personas caminando por la ex hacienda ixtoluca
Foto: inspirock.com

El viejo casco conserva otro tipo de construcciones como molinos de agua, lavaderos de metal, hornos fundidores de metal y otros instrumentos para tratar el agua. Un recorrido entre estos pasillos de piedra son también el pretexto perfecto para escuchar las diversas leyendas que se cuentan aquí. Se dice que diversos visitantes han logrado captar, mediante fotografías, espectros o formas irreales a la luz del día. Hay personas que afirman haber visto pequeños duendes y al caer la noche, a una mujer que vaga por entre los arcos con un niño en brazos.

Sin duda alguna, la Ex Hacienda Ixtoluca es uno de esos lugares donde el pasado no solo se puede ver, también se escucha y respira a cada segundo. Se encuentra en el municipio de Tlaquiltenango, en la comunidad llamada La Mezquitera. No te pierdas de este lugar y comienza a planear tu visita desde ahora.

Foto de portada: Mauricio Valencia

Continuar leyendo: La Ruta de las Haciendas de Morelos