Existen muchos museos inusuales a lo largo del país, como el de las Momias en Guanajuato, el Subacuático en Cancún y el Internacional Barroco en Puebla. Es por ello que no debe sorprender este sitio dedicado a la muerte mexicana. Se trata del Museo Nacional de la Muerte, en Aguascalientes, donde se resguarda la actitud tan característica del mexicano a este tema.

¿Qué es el Museo Nacional de la Muerte?

Museo Nacional de la Muerte

El Museo Nacional de la Muerte abrió sus puertas al público el 19 de junio del año 2007. Forma parte de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) y gran parte de su colección provino de Octavio Bajonero Gil. Como se mencionó con anterioridad, es un sitio que explora la iconografía de la muerte y el arte funerario nacional.

Museo Nacional de la Muerte

No sólo se trata de ello, pues el Museo Nacional de la Muerte explora cómo éstos desarrollaron históricamente a México. A lo largo de nueve salas de exposición detallan la personalidad renovada y festiva de estas tradiciones en nuestro país. También rescata las manifestaciones del arte funerario nacional, que son tanto coloridas como tradicionales, creando la cultura que nos caracteriza.

Honrando a la Muerte

Así, salas adornadas de papel picado y calaveritas de azúcar comparten escenario con ritos prehispánicos y rituales de tiempos pasados. Se explora la evolución de la muerte desde lo prehispánico, pasando por el México novohispano, independista y la época contemporánea. También hay salas de arte popular de calaveras, funerario, ritual y neoprehispánico, generando una perspectiva amplia de la muerte mexicana.

Es por esta razón que debes venir a visitar el Museo Nacional de la Muerte en la ciudad de Aguascalientes. Aquí podrás aprender más sobre cómo la muerte ha sido abordada por nuestra gente desde hace siglos, afectándonos de sobremanera. Porque al final, si algo caracteriza al mexicano, es que a la muerte la vemos con respeto y mucha gracia.