Localizada a diez kilómetros de la ciudad de Guerrero Negro se encuentra una de las maravillas naturales dentro de México. Se trata de un sitio en donde el paisaje siempre cambia, de acuerdo con los caprichos que tenga el viento. Nos referimos a las Dunas de la Soledad, un sitio tan cercano al mar que crea un escenario increíblemente contrastante.

¿Qué son las Dunas de la Soledad?

Resultado de imagen para dunas de la soledad

Hablando desde un punto de vista natural, las Dunas de la Soledad son un importante mecanismo de defensa para oleajes. Sus montañas de arena conforman una barrera contra el embate del mar, siendo la formación playera protectora de mayor importancia. A su vez, se encargan de proteger contra los vientos e inundaciones provocados por tormentas, huracanes y otros fenómenos naturales.

Dunas de la Soledad

Las Dunas de la Soledad forman parte de la Reserva de la Biósfera El Vizcaíno, un área natural protegida gubernamentalmente. Por lo tanto, es normal que se crucen estos médanos para llegar al santuario de ballenas grises en este lugar. También es posible el encontrar y admirar a otras clases de fauna local, tales como cangrejos, peces y coloridas aves.

¿Qué hacer aquí?

Dunas de la Soledad

Si bien es común que se practiquen deportes como andar en cuatrimoto en las Dunas de la Soledad, no es recomendable. Primero, porque puede ayudar a acelerar el desplazamiento de las dunas y, segundo, porque puede causar varios accidentes prevenibles. Lo mejor es recoger este paisaje desértico y marítimo a pie, para admirar la belleza que ofrecen sus muchos contrastes.

Dunas de la Soledad

A pesar de ser un desierto, las Dunas de la Soledad proporcionan las suficientes condiciones para promocionar la vida local. La capa de arena que está fija, permite que se establezcan microorganismos que ofrecen alimentación a las plantas más resistentes. Éstas ofrecen cobijo y soporte a plantas más débiles y ofrecen madrigueras para las ratas canguro, cuyas madrigueras a y sitios de anidación para víboras y otros roedores, lagartijas e insectos, entre ellos los escarabajos que ayudan a mantener limpio este ecosistema de Baja California Sur.

 

Continuar leyendo: La blancura de Guerrero Negro