El quedarse en un hotel es, en muchas ocasiones, una de las partes vitales de cualquier viaje que se realice. Ya sea que se busquen hostales, lugares baratos o establecimientos de lujo, son una parte importante de la vida trotamunda. Sin embargo, existen extraños hoteles en México que simplemente causan confusión y, por ello, curiosidad por saber más de ellos.

Casa Caracol

 

Una foto publicada por Ruth Lacey (@ruthlacey) el


Se ubica en Isla Mujeres, Quintana Roo y su fachada asimila conchas de mar y caracoles.

Quinta Real Zacatecas

 


Lo que alguna vez fue una concurrida plaza de toros fue transformado para ser un lujoso hotel dentro de Zacatecas.

Tubohotel

 

Una foto publicada por Andrea Carreiro (@andrea_carreiro) el


De los extraños hoteles de México, éste en Tepoztlán es de los más curiosos, hecho completamente con tubos de drenaje.

El Retiro del Tipis

Extraños hoteles: Retiro del Tipis

Se encuentra al sur de CDMX y es un lugar que te permitirá experimentar vivencias y rituales de los indígenas.

V Motel Boutique

 

Una foto publicada por V Motel Boutique (@vmotelboutique) el


También se encuentra en CDMX y en un cuarto hay tobogán, cascada, jacuzzi, vapor y una cama de cuatro metros.

Arriba de la Roca

 

Una foto publicada por GoCalifornias (@gocalifornias) el


De los extraños hoteles de México, éste se ubica dentro del Pueblo Mágico de Todos Santos, en Baja California Sur. Como su nombre lo indica, está encima de una gigante roca, con una piscina al borde de un majestuoso acantilado.

El Alquimista

 

Una foto publicada por GUSTAVO ⚡ FORLÁN (@foorlan) el


Se encuentra dentro de la playa nudista de Zipolite, por lo que el nudismo dentro del hotel también es tolerado.

Castillo Santa Cecilia

 

Una foto publicada por Lupita.💎 (@goldenn_g) el


Este hotel supuestamente embrujado se encuentra en Guanajuato, con seres invisibles pasando cada noche y objetos moviéndose por sí solos.

Zoa Hotel Secreto

Zoa Hotel Secreto

Se encuentra cerca de Mazunte, en Oaxaca y es uno de los extraños hoteles de México mejor escondidos del país. Sólo son cinco cabañas, sin electricidad ni teléfono, sobre una pequeña montaña del estado que mira siempre a la costa.