Prisión, fortaleza y semillero de leyendas, el Fuerte de San Juan de Ulúa es un sitio de memorias y muros que gritan el pasado al movimiento de las olas. Al entrar a este lugar, el aroma de viejas recuerdos se impregna en los pasillos. Un ambiente de valientes defensas, lamentos eternos y un emblema latente de la rica historia veracruzana. Estar aquí te hará viajar a otras épocas, escuchar el sonido del mar y aves revolotear.

Los días de fuerza

El Fuerte de San Juan de Ulúa nació en el año de 1519 por órdenes de Hernán Cortés como una defensa contra ataques piratas y corsarios durante la Conquista. En un principio recibió el nombre de Chalchihuecan y su propósito era proteger la entrada al nuevo mundo repleto de riquezas asediadas por navegantes. Los baluartes de la Soledad, San Crispín, San Pedro y Santiago fueron construidos posteriormente para fortalecer el lugar.

Vista aérea del Fuerte de San Juan de UlúaEl lugar también tuvo funciones como refugio de tesoros ya que aquí se guardaba el oro traído desde España. Por lo que se encontraba rodeada de cañones que aún se pueden admirar. Luego de diversos cambios en el poder, ataques e invasiones, el Fuerte de San Juan de Ulúa se convirtió en una temida prisión. Personajes históricos como Fray Servando Teresa de Mier, Benito Juárez y el colorido personaje conocido como “Chucho El Roto” fueron algunos de sus prisioneros. Este último ha sido uno de los pocos que pudo escapar de ahí.

Personas caminando dentro del Fuerte de San Juan de UlúaUn nuevo inicio

Con el paso de los años, el lugar se convirtió en un museo en 1984. Esto con excepción de uno de los baluartes que es ocupado en la actualidad por la Armada de México. El fuerte ha sido locación de muchas películas además de ser una inspiración para un sinfín de escritores y artistas. Hoy en día, este lugar nombrado “Cuatro Veces Heroico”, es uno de los puntos más visitados en Veracruz.

Interior del Fuerte de San Juan de UlúaAlgunos de los lugares que podrás visitar aquí es la antigua prisión de “Chucho El Roto”, contemplar todo el lugar desde el puente del último suspiro y relajarte en la Plaza Central del fuerte. También tendrás la oportunidad de recorrer pequeños cuartos en donde vivían los militares y sus familias.

Interior del Fuerte de San Juan de UlúaVisitar al Fuerte de San Juan de Ulúa es un respiro puro de historia y misterios que te atraparán. Muy cerca de esta edificación se encuentra el centro del puerto donde podrás disfrutar de su gastronomía, tomar un delicioso café en La Parroquia y caminar por sus increíbles calles. El Fuerte de San Juan de Ulúa está abierto de martes a domingo de 9 a 16:30 horas. El costo del boleto es de 48 pesos.

Continuar leyendo: La fe que resiste al agua, iglesias inundadas en México