Hay una nueva tendencia turística en Europa y Estados Unidos que, por supuesto, no tardó mucho en llegar a México. Hablamos del glamping, término que fue acuñado al combinar las palabras en inglés glamour y camping, es decir, acampar glamorosamente. Mas, si bien ha visto su popularidad crecer en años recientes, éste es un concepto con ya varios siglos existiendo.

¿Qué es el glamping?

Glamping

En sí, glamping se trata de estar en contacto con la naturaleza sin la necesidad de abandonar lujos y amenidades. ¿Para qué llevar tu mísera tienda de campaña si puedes ir a una cabaña con aire acondicionado y cómodas camas? ¿Por qué deberías descansar en una bolsa de dormir sobre las piedras si puedes envolverte en sábanas de algodón egipcio? ¿Para qué prender una fogata y cocinar una lata de frijoles si tienes una cocina integral para preparar tus alimentos?

Glamping

Todo alojamiento de glamping debe estar forzosamente al aire libre y a menudo cuenta con una cama tamaño king size. También cuenta con otras instalaciones como baño privado, servicios exclusivos y una zona de relajación en la zona de “acampar”.

¿Cómo surgió?

glamping

El término glamping fue establecido en el siglo XIX por exploradores británicos como Gordon Laing, Verney Cameron o David Livingston. Ellos, con el fin de incentivar el turismo a África, crearon este término para atraer así a muchos más viajeros. Sin embargo, sus orígenes se remontan a reinos de siglos ya pasados, cuando los viajes eran necesarios para distintos monarcas. Ellos viajaban para visitar sus dominios, conquistar nuevos terrenos o liderar a sus ejércitos en guerras, haciendo necesario el acampar.

Glamping

Ahora, en México, existen hoteles especializados en glamping que te ofrecerán una experiencia increíble cuando decidas hospedarte dentro de ellos. Está el Orgánico Hotel Boutique en Tlalpan, CDMX; Cangrejo y Toro en Playa Majahua, Guerrero; Casa de los Cuatro Vientos en Pinal de Amoles, Querétaro; Cabañas Cuatro Cuartos en Ensenada, Baja California y muchos, muchos más.