Encender una fogata no es nada sencillo cuando no se tiene experiencia alguna, por eso te decimos estos tips para que lo consigas rápida y fácilmente.

Fogata en la playa

Ir a la playa sin disfrutar de una velada a la luz de la luna, el son de las olas del mar de fondo y la calidez de una fogata como punto de reunión y diversión, indiscutiblemente, no es ir a la playa; sin embargo,  aquellos que no fueron niños exploradores se las “ven negras” para incluir esta última actividad en su lista de recreación debido a que no tienen ni la más remota idea de cómo encender el fuego (y más en la playa donde el viento puede hacer que encender una fogata sea aún más difícil)

Por eso te damos estos tips para que lo consigas rápida y fácilmente:

  1. Consulta la página de Internet de tu destino e investiga sobre la existencia de permisos para la realización de éstas, además de los sitios y tamaños permitidos.
  2. Cava un agujero amplio y poco profundo (máximo de 15 centímetros) para proteger la fogata del viento y quita cualquier piedra enterrada para evitar algún tipo de explosión.
  3. Coloca pedazos de papel periódico en la parte inferior del hoyo y un tanto más –en forma de bolas– al centro.
  4. Rodea el papel con palos pequeños formando un tipi.
  5. Enciende un cerillo o utiliza un encendedor para encender fuego al periódico y protege la llama con tu mano hasta que crezca lo suficiente para subsistir ante el viento.
  6. Acopia leña en forma de tipi alrededor del fuego inicial usando troncos pequeños y  –conforme  el  fuego crezca– añade palos más grandes.
  7. Examina la madera para asegurarte que no contenga clavos u objetos que puedan lastimar a quienes caminen sobre los restos de la fogata al día siguiente.
  8. Extingue el fuego usando agua en vez de arena, de esta manera permitirás que los demás puedan ver los restos y no se quemen.

Amigos alrededor de una fogata en la playa