El ritmo antiquísimo que rige a las calles de la ciudad iluminan un camino amarillo hacia esta casona poblana. En este soñado sitio el placer del descanso y las identidades culturales del estado se mezclan para regalar experiencias inolvidables. Aquí, el romance de la “Ciudad de los Ángeles” se convierte en pequeños palacios para disfrutar la vida y el pasado. Bienvenido a un oasis de detalles barrocos, esencias puras así como espacios donde la tranquilidad abraza hasta el alma: Casona María.

Los recovecos del descanso

Rescatada en 2013, esta casona poblana es capaz de evocar el espíritu más profundo de la ciudad desde el primer instante. Y es que Casona María ha logrado crear un ambiente de familiaridad, identidad y tranquilidad para otorgar a cada huésped el profundo sentido de descanso. El hotel, ubicado en el icónico Barrio de Analco, resguarda una importante parte del pasado de Puebla. Este espacio formó parte del taller que fabricó a la icónica Campana María de la Catedral en 1729. Desde aquel entonces, la magia e historia de aquel hecho se hospedaron en este rincón que no deja de sorprender.

Casona María

Continuar leyendo: 7 terrazas en Puebla que te dejarán sin aliento

Casona María cuenta con 16 habitaciones hechas a mano. Cada detalle alberga una larga historia y manufactura única gracias a las manos de los artesanos poblanos. Cojines bordados a mano, pies de cama tejidos en telares de cintura además de lámparas de latón, son pruebas irrefutables de la maravillosa cultura poblana. Asimismo, en cada cuarto, podrás sentirte en alguno de los inmensos rincones del estado de Puebla.

Casona María

Sinfín de placeres

Caminando por sus extensos y coloridos pasillos, los aromas del pasado así como una cocina ancestral se asoman sin timidez llevándote a un solo sitio: Santo Menjurje. El restaurante cuenta con una amplia variedad de platillos típicos aderezados con un estilo vanguardista y propio del lugar. Cuando la noche comienza a caer y las cúpulas se encienden, no hay mejor sitio para admirar el ambiente de la ciudad que en sus dos terrazas exclusivas y probar las mejores bebidas del Bar Santo Sereno. Aquí disfrutarás de una velada inigualable entre vistas sin igual a todo el Centro Histórico, encuentros románticos y sentimientos que tocarán tu corazón.

Casona María

Casona María es un templo del descanso y la relajación en todo sentido. Prueba irrefutable de esto es su exquisito spa Santo Remedio. Aquí recibirás todas las atenciones posibles para consentirte de pies a cabeza. Mediante sus rutinas de masaje, métodos de belleza así como técnicas únicas, te olvidarás de todo y todos. De igual manera, una experiencia de estas magnitudes no podría coronarse sin visitar la tienda artesanal Santo Tesoro. En este sitio podrás admirar el trabajo de los maestros artesanos de la región y obtener alguna de las tantas piezas exhibidas y llenarte del folklor poblano.

Casona María

Al final de cada visita, esta casona poblana se queda en los recuerdos y experiencias que nunca dejan de contarse. Es el lugar para empaparse de Puebla y todo lo que esta ciudad es capaz de ofrecer. Un viaje al pasado de donde nadie querrá salir.

Casona María

Casona María se ubica en la calle 3 Oriente 1414, Barrio de Analco. Visita su página web casonamaria.com y reserva tu visita desde ahora.