A lo lejos, las Barrancas del Cobre parecen castillos pintados por el sol y pulidos por el viento. De cerca, son igual a los sueños de una montaña queriendo tocar el cielo. Y es que desde la primera mirada, no sentimos infinitamente pequeños ante la hermosa grandeza de este lugar que parece tragarnos de un solo bocado. Queremos ser parte de ellas y por tal razón, hemos encontrado el sitio donde se puede hacer verdad: el Hotel Barrancas del Cobre.

En los sueños de la montaña

El Hotel Barrancas del Cobre parece levantarse cada mañana hasta la orilla del abismo para regalarnos la mejor vista. Se ubica a solo 5 minutos de la maravilla natural del mismo nombre. y si pensabas que un sitio así sería imposible de alcanzar, no te preocupes, cuenta con su propia estación de tren llamada Posada Barrancas.

Hotel Barrancas del CobreEste aposento cuenta con 23 habitaciones, todas, decoradas con hermosos detalles de la cultura chihuahuense. Aquí podrás optar por una habitación doble jardín y sencilla jardín. En cada uno de estos cuartos, te sentirás parte de un ambiente acogedor formado por el resplandor de las montañas. El Hotel Barrancas del Cobre se complementa con el Hotel Mirador, perteneciente a la misma empresa. Aquí encontrarás la mejor vista posible para disfrutar de su gastronomía.

Hotel Barrancas del Cobre

Continuar leyendo: Hotel Barrancas del Cobre, paz entre las montañas

El hotel ofrece además diversas actividades y tours que harán de tu estancia la más inolvidable. Aquí podrás realizar una visita al Parque Reserva Ecológica Barrancas del Cobre y Teleférico, una visita al Pueblo Mágico de Creel, lago Arareko, Valle de los Dioses, Misión Jesuita de San Ignacio y Museo de Pinturas del siglo XVII. También existe la opción de realizar senderismo, caminatas y trekking por los cañones. No hay que olvidarse de las caminatas a la cueva Tarahumara de vida indígena. Así como los paseos a caballo y cuatrimoto así como el sistema de tirolesas más grande del mundo.

Tren Chepe

El Hotel Barrancas del Cobre se encuentra a escasos 200 metros de las Barrancas del Cobre que podrás visitar en un recorrido a través del Chepe. Emociónate y atrévete a recorrer este espectáculo de la naturaleza y arquitectura.