En Tabasco, a unos cuantos kilómetros del municipio de Bacalán, se encuentra un sitio muy colorido que querrás conocer. Es la iglesia del Señor de Tila que, con su llamativa fachada, se levanta majestuosa sobre el tranquilo ejido de Leona Vicario.

La iglesia de colores

Los tonos plasmados en la singular arquitectura de la iglesia del Señor de Tila se vuelven más vistosos cuando se reflejan en una pequeña laguna que se encuentra justo enfrente. Sus múltiples colores en su fachada son un espectáculo. Según los lugareño, cada tono representa el amor por todos los milagros que ha realizado el Señor de Tila.

La colorida fachada de la iglesia del Señor de Tila.
Foto: twitter.com

El Señor de Tila es muy venerado en el sureste de México. Lo ven como un santo bondadoso desde a primera edificación que tuvo esta iglesia, en el año de 1996. De hecho, fueron los pobladores de Leona Vicario quienes, con sus esfuerzos, levantaron este templo tan singular. Realizaron diversas actividades para solventar los gastos, como vender tamales, tacos, ropa y otras cosas para construir una capilla digna a su patrono.

Iglesia del Señor de Tila, un sitio muy visitado

El interior de la iglesia del Señor de Tila es sencillo, pero reluciente. Parte de su altar, en donde se encuentran los santos, está forrado de madera tallada a mano y un vistoso piso. La vista causa tranquilidad a quienes ingresan para pedirle un milagro al patrono del templo. Otros prefieren quedarse afuera, perdidos en la original arquitectura, sin duda el escenario perfecto para unas cuantas fotografías.

Con lugares como la iglesia del Señor de Tila, Balacán sorprende a los amantes de los sitios desconocidos. Después de visitar la singular iglesia puedes pasar por el Santuario de Girasoles, que se encuentra a dos kilómetros de ahí. Se trata de un campo de seis hectáreas lleno de estas flores, muy espectacular en la etapa de floración.

Fotografía de portada: Revista – Arkin

Continúa leyendo: Disfruta la Ruta de las Misiones en Sonora