Dentro del estado de Sinaloa se encuentra uno de los lugares que más tiempo lleva con denominación de Pueblo Mágico. Nombrado así en el año 2005 por la Secretaría de Turismo (Sectur), lo obtuvo por ser un reflejo del México antiguo. Nos referimos al pueblo de Cosalá, casi en la frontera con el estado de Durango, y es una joya.

La historia de Cosalá

Una foto publicada por Fernanda Córrales (@corralesfer_) el


Lo que hoy en día es Cosalá fue construido donde originalmente se asentaron grupos indígenas, como Tepehuanes, Acaxees y Xiximies. Tanto los petroglifos como las pinturas rupestres son prueba de ello, y vivieron ahí hasta la llegada de los españoles. Ellos en 1531 se instalaron en Quetzalla o Cozatl, que puede significar “Lugar de bellos alrededores” y “Lugar de Guacamayas”.

Una foto publicada por A&A Hats🎩 (@_aahats) el


Cosalá logró florecer en ese tiempo gracias a su vasta riqueza mineral, lo que permitió la expansión de este sitio. Incluso hoy, su traza urbana de plato roto, así como el ancho de sus calles y banquetas se mantienen intactos. Incluso el trabajo de fachadas e interiores de sus edificios es impresionante, pues el 90 por ciento se mantiene intacto.

Una foto publicada por VisitSinaloa (@visit.sinaloa) el

¿Qué ver y hacer?


Ahora, Cosalá es un lugar donde podrás observar bellos ejemplos de arquitectura su Plaza de Armas y su Centro Histórico. El Kiosco y el Templo de Santa Úrsula son dos lugares obligados a visitar, al igual que la Quinta Minera. El Callejón Luis Pérez Meza y la Capilla de la Virgen de Guadalupe son otros ejemplos de inmuebles muy impresionantes.


El pueblo de Cosalá se caracteriza por sus leyendas, particularmente aquellas que giran en torno a los fantasmas del pueblo. La tradición oral se ha encargado de mantener vivos los relatos de apariciones en edificios antiguos y cada cuándo aparecen.

Una foto publicada por Dr. C o r r a l e s (@dr.corrales) el


Finalmente, Cosalá es famoso por sus balnearios, particularmente Vado Hondo, en medio de una profunda vegetación y caídas de agua.