En la delegación de Xochimilco en Ciudad de México se esconde uno de los lugares más tenebrosos de todo CDMX. Se trata de una pequeña isla en medio de un lago, llena de pedazos de muñecas en maltrato y descomposición. Se trata de la famosa Isla de las Muñecas y, a continuación, te platicamos un poco más acerca de ellas.

El origen del lugar

 

Una foto publicada por @_psycho.doll_ el


La Isla de las Muñecas tiene una historia fuertemente ligada a la vida de un hombre: don Julián Santana Barrera. Este hombre tan misterioso habitó por más de cinco décadas en este pequeño pedazo de tierra en medio del agua. Se dedicaba a cultivar maíz y flores, siendo éstas últimas un importante atractivo de Xochimilco, lugar famoso por sus viveros.

 

Una foto publicada por Crónica Mexicana (@cronicamexicana) el

 

Es en este punto cuando la realidad y la ficción se mezclan para crear una leyenda que incluso hoy perdura. Algunas personas dicen que una niña se ahogó en el lago donde actualmente se encuentra la Isla de las Muñecas. Y no sólo ello, sino que fue don Julián quien encontró el cuerpo de la niña flotando en el agua. Otros afirman que nunca hubo tal muerte y que la pequeña sólo era producto de la imaginación de este hombre.

Adopción del nombre “Isla de las Muñecas”

 

Una foto publicada por TigerLily🐯 (@rivera_lilly) el


Sea cual sea el caso, este evento o ente causó un efecto notable en la mente de don Julián Santana. A partir de ese momento, comenzó a coleccionar muñecas que encontraba flotando en el agua o que otros le regalaban. Éstas las fue colgando alrededor de la chinampa, en ramas de ahuejotes y cañas, como defensa contra el espíritu ahogado. Continuó con este pasatiempo hasta que fue encontrado ahogado cerca del lugar donde él radicaba, poniendo fin a su recolección.

 

Una foto publicada por Carlos Solis (@carlitoshell) el


Fue así que surgió la Isla de las Muñecas en Xochimilco, que se ha vuelto una especie de atractivo turístico.