Zamná fue el sabio maestro de los mayas. Inventó la escritura, los libros, descubrió el henequén y cómo usarlo. Al principio fue un sacerdote, pero tras su deificación se le conoció como Itzamná, que significa “casa del rocío” o “persona que se encarga de la casa”. Este dios del universo maya fundó Izamal como un poderoso centro religioso durante la época prehispánica; luego partió para crear Chichén Itzá. Sin embargo, la primera ciudad sigue siendo un bello regalo para la humanidad. ¿Lo visitamos?

izamal pueblo magico yucatan

Izamal y las tres culturas

Izamal es llamada la ciudad de las tres culturas porque en ella se combinan su pasado prehispánico, su esencia colonial y el México contemporáneo. La fundación colonial inició en el siglo XVI con un templo franciscano sobre las ruinas de un antiguo adoratorio maya conocido como Pap-Hol-Chac. Más tarde se convertiría en la construcción más relevante del lugar: el Conjunto Conventual de Nuestra Señora de Izamal.

Este Pueblo Mágico es uno de los más bellos del estado de Yucatán. En gran parte, debe su peculiar e inolvidable encanto al color amarillo que predomina en sus construcciones. Esto es debido a que en 1993 el Papa Juan Pablo II visitó la ciudad para oficiar misa en el atrio que antecede al Templo de la Purísima Concepción y el Exconvento de San Antonio de Padua. Por eso el centro histórico está decorado de amarillo y blanco, los colores papales.

piramide kinich kak izamal

El pasado viviente

La población aún conserva los vestigios de su poderío. Como los cenotes de sacrificio ritual que la rodean; o los caminos blancos, llamados sacbés, que llevaban a las ciudades subyugadas –hoy sólo dos pueden admirarse–. El edificio más importante es el templo de Kinich Kak Moo, la Gran Pirámide, más alta que las otras tres. Estaba dedicada al dios del sol y abarca una manzana completa.

Las tradicionales nieves y yucas con miel son postres que puedes disfrutar a cualquier hora. Lo común es disfrutarlas mientras recorres la comunidad en una “Victoria”, una calesa o calandria tirada por caballos que incluyen paradas en los talleres de los artesanos para que puedas adquirir huipiles bordados, hamacas, joyería y talabartería de henequén, madera y semillas de coyol. Y a la hora de comer, tendrás mucho de donde elegir pues los platillos típicos en Izamal son tan variados como deliciosos: chaya con huevo, puchero de gallina, salbutes, panuchos, pipián de venado, papadzules, cochinita pibil, joroches, mucbil pollo, pimes y tamales; que se acompañan con xtabentun, balché, bebida de anís o posol con coco.