En el Popol Vuh se relata el origen del juego de pelota. Se dice que cuando se estaba creando el universo los hermanos Hunahpú e Ixbalanqué bajaron al inframundo para enfrentarse a la oscuridad. Dicho desafío se dio en un juego de pelota y al triunfar los hermanos se convirtieron en el Sol y la Luna.

Para conmemorar su victoria, los mayas construyeron canchas en cada centro ceremonial. El juego de pelota consistía en meter una bola en pequeños aros de piedra. La dificultad recaía en que los jugadores debían únicamente usar sus caderas para anotar. La pelota hecha de hule pesaba alrededor de cuatro kilos. Para jugarlo se seleccionaban a los mejores guerreros, mismos que poseían fuerza y destreza. El sacrificio de uno de los equipos era ofrecido a los dioses y se consideraba un gran honor.

Los campos donde se jugaba estaban hundidos y tenían grandes murallas a su alrededor. Se dice que su construcción tenía una connotación semejante a los planos celestes que hacían alusión a la antigua batalla de los hermanos divinos. En la zona arqueológica de Chichen Itzá se encuentra el juego de pelota más grande construido. Mide 170 metros de largo y 70 metros de ancho.

Juego de pelota1

Se testigo del juego de pelota

Hoy en día podemos ser testigos de esta ceremonia en el parque Xcaret. Se trata de un espectáculo que recrea esta tradición prehispánica. Los integrantes de ambos equipos visten coloridos trajes y se enfrentan en un espectáculo lleno de música. Ya sea de día o de noche, esta experiencia es imperdible pues nos acerca a los ritos ceremoniales de las antiguas civilizaciones.

Además del juego de pelota, este parque ubicado en la Riviera Maya también ofrece otros acercamientos a la historia. Un ejemplo de ello son los shows en vivo como el de México espectacular en el que se hace un recorrido por todos los acontecimientos importantes que nos han dado identidad en el mundo.

Xcaret-05-juego-de-pelota

Visita Xcaret

Para mayor información como costos y horarios puedes consultar este enlace.