Dicen que los grandes tesoros de la naturaleza son los más difíciles de encontrar. Aquellos resguardados entre grandes bosques y montañas imponentes. Esos que solo pueden ser hallados por verdaderos aventureros y amantes de la vida silvestre. En Michoacán, existe un lugar de este tipo. Un ojo del cielo que descansa sereno y hermoso en lo más alto de esta región. Hablamos de la Alberca de Tacámbaro, un espectacular lago que debes conocer por ti mismo y en cuanto antes.

En lo alto del mundo

Conocido popularmente como la Alberca de Tacámbaro, este lago se localiza en la cima de un cráter extinto hace miles de años. Cuenta con una extensión de 750 metros de diámetro y 35 metros de profundidad. Se dice que este paraíso de tintes verdes y azules era el lugar preferido del rey Tacamba quien acostumbraba venir aquí para descansar y relajarse.

Alberca de TacámbaroLa Alberca de Tacámbaro se localiza en los terrenos de lo que fue la Hacienda de Chupio que perteneció al mayorazgo del encomendero Cristóbal de Oñate. Durante algunos años, se convirtió en la sede de las fiestas del Cristo Rey y las Vírgenes Refugiadas. Hoy en día, ha dejado atrás las grandes multitudes para convertirse en un sitio de tranquilidad así como refugio animal.

Alberca de Tacámbaro

Leyendas de la naturaleza

Alrededor de este lago se han originado una decena de leyendas gracias a su aspecto fantasmagórico y abandonado que puede llegar a crear. Algunas de las más mencionadas son la leyenda del volcán y la del Combate de las Flores las cuales podrás escuchar en voz de los guías locales o pobladores cercanos.

Alberca de TacámbaroEn los alrededores de la Alberca de Tacámbaro te encontrarás con el mirador del cerro de la ciudad. También podrás recorrer la zona en bicicleta, practicar senderismo y tomar las mejores fotografías de toda la zona. Los pobladores acostumbran a subir cada 25 de septiembre para disfrutar de un día de campo. Sus aguas no son recomendables para nadar ya que se han originado una gran cantidad de accidentes, ahogados y otros infortunios. No existe costo alguno para ingresar a la zona del lago y esta accesible todos los días del año.

Continuar leyendo: Las zonas arqueológicas cerca del mar en México